Arturo León

Cuando Javier Tarazona trabajaba en Argentina, aprendió todo sobre pizzas. Cómo se hace la masa, la pasta de tomate, cuál es la mejor mozzarella y los ingredientes perfectos. Con ese conocimiento, regresó al Perú para cumplir un sueño: tener un negocio propio.

El peruano, sin embargo, nunca imaginó se dedicaría al rubro gastronómico. Pero la vida, el destino, lo llevó a aprender sobre el negocio de la comida. En el país gaucho, mientras estudiaba la carrera de Administración de Agencias de Viaje, Tarazona trabajó en un local de pastas. Su labor fue tan buena que, con el paso del tiempo, se quedó a cargo de cinco locales.

Antes de crear Pizzarte, ubicado en la calle 8 de octubre de Miraflores, necesitaba un concepto, una idea que lo diferencie en un mercado difícil, grande, con mucha competencia y cadenas internacionales con aparatos de comunicación potentes.

Todas las pizzas que ha creado Javier Tarazona llevan encima aceituna verde (si no te gusta, puedes pedir que no las pongan)
Todas las pizzas que ha creado Javier Tarazona llevan encima aceituna verde (si no te gusta, puedes pedir que no las pongan)

“Quería ofrecer un producto distinto y pensé: la comida rápida no necesariamente tiene que ser chatarra. Partí de ese punto. Decidió que en Pizzarte haríamos nuestra propia masa, nuestra salsa de tomate, lo ingredientes serían ligeros y la pizza, por lo tanto, liviana. Y rica, claro está”, explica el emprendedor.

Su siguiente paso fue contratar una nutricionista. Ella fue la encargada de probar y testear las diferentes pizzas que, durante semanas, Javier desarrolló hasta encontrar el punto perfecto. Hoy, y doy prueba de ello, su producto logra lo que muy pocos: después de comer cuatro o cinco slices, no te sientes pesado, abrumado por tanta harina, queso o con esas ganas terribles de decir “no debí comer esto”.

Pizzarte

Lo que siempre tuvo claro es que su horno sería de piedra. ¿Cómo funciona? La roca se calienta 450 grados y con ese mismo calor se cocina la pizza. “Con esta forma de hornear nuestro productos tienen un punto de crocante equilibrado. No parece una galleta, pero tampoco un pan duro”, dice. No miente. Probamos dos pizzas y eran lo suficientemente crujientes para no dejar nada.

Las empanadas de carne y pollo están hechas con la misma masa de la pizza y son crocantes, jugosas y bien rellenas.
Las empanadas de carne y pollo están hechas con la misma masa de la pizza y son crocantes, jugosas y bien rellenas.

Otro detalle: el queso mozzarella lo trae de Cajamarca. Es 100% artesanal. Conozco una persona que cuenta con un establo allá y le pedí un queso especial para mi local, porque yo contaba con una receta de Argentina. Nuestra mozzarella tiene gusto, sabor, no es como las comunes, que normalmente son desabridas”, revela Javier Tarazona.

Las empanadas de carne y pollo tampoco tienen pierde. Se hacen con la misma masa de las pizzas, están bien rellenas y son jugosas. Próximamente tendrá más sabores.

Por si fuera poco, en junio de este año el mismísimo Gastón Acurio aplaudió la apertura de Pizzarte. Lo hizo a través de su cuenta de Facebook.

MÁS INFORMACIÓN

-Dirección: Calle 8 de octubre 172, Miraflores.

-Facebook:

-Instagram:

-Página web:

-El fuerte de Pizzarte es el delivery (407-2262), ya que su local es pequeño. También se puede pedir por Rappi y Uber Eats.

-Pensando en verano, Pizzarte venderá pizzas pre-cocidas que podrás hacer en tu casa en menos de 10 minutos.