Arturo León

Lima es una ciudad que invita a escapar. El caos vehicular, las distancias largas y desenfrenado movimiento de la capital son las mejores excusas para hacer planes diferentes los fines de semana. Alternativas que no impliquen escuchar las bocinas de las coasters, estar parado más de un minuto en los semáforos o hacer colas interminables en restaurantes, cines, bares, etc.

Una opción es viajar a Canta, en la sierra. Está a solo dos horas y media por tierra, la carretera está en perfecto estado, los paisajes son alucinantes y no vas a encontrar –a menos que sea una fecha muy popular- congestión de autos. Hay una serie de actividades que uno puede hacer ahí (existen varias nota en el sobre esto) y un poco más allá. De esto último vamos hablar aquí.

La ruta que siguió Somos fue de Canta (Lima) a Yantac (Junín). La hicimos en un vehículo de calle común y corriente, la pista es accesible solo con algunos tramos de trocha y es muy fácil ubicarse. Basta con preguntar a los pobladores de la zona cuál es la ruta para ir hacia La Cordillera La Viuda, que pertenece a los Andes Centrales del Perú. Lo mejor de este camino -que toma una hora aproximadamente- son las lagunas.

Como dice el titular de esta nota, el camino revela un tour gratuito de depósitos naturales increíbles que se esconden entre los cerros. No tienes que pagar nada para apreciarlos, bajar del auto, tomarte fotos y recargarte de energías con el solo hecho de utilizar el sentido de la vista.

Mira las fotos que mostramos en esta galería y, en tu próximo fin de semana libre, saca tu auto, llena el tanque de gasolina y disfruta de una experiencia que –literal- no tiene precio.

RELACIONADAS