Fabiola Arroyo llegó al Perú en diciembre del 2017. Su pasaporte estaba por vencer y no le quedó otra que irse de Venezuela.
Fabiola Arroyo llegó al Perú en diciembre del 2017. Su pasaporte estaba por vencer y no le quedó otra que irse de Venezuela.
Arturo León

Como miles de venezolanos, Fabiola Arroyo migró. Llegó al Perú a finales del 2017 sin imaginar que sería el mejor lugar para continuar una investigación que ya había iniciado sobre la migración de sus compatriotas. Un hecho que, asegura, fue sorpresivo. "Éramos un país de acogida migratoria y de pronto nos convertimos en uno de emigrantes", nos dice en la sala 2 del MAC Lima (Museo de Arte Contemporáneo).

El lugar donde nos concede la entrevista acoge la exposición Crónicas Migrantes. Historias comunes entre Perú y Venezuela que se hizo bajo su curaduría y ya conmueve a cientos de personas que se animan a dar una vuelta por el predio ubicado en Barranco. 

Nada de esto hubiera sido posible si, como ella dice, "quedaba encerrada en Venezuela". Su pasaporte estaba por vencer y no le quedaba otra opción que irse. "Nada ni nadie me iba a garantizar la renovación del documento. Esa es considerada una situación de emergencia. Fue una experiencia muy difícil. Mi familia y yo formamos parte de esta oleada migratoria", cuenta Arroyo, cuyo número de Permiso Temporal de Permanencia al que accedió, también se ve impreso en la pared principal que cuenta con el título y todos los datos de la exposición.

Vengo llegando (adiós, pueblo) de C.J Chueca.
Vengo llegando (adiós, pueblo) de C.J Chueca.

"Cuando se desarrollan este tipo de proyectos, uno puede ser un agente externo o formar parte de lo que uno está investigando. Ese es mi caso", aclara la investigadora que se ha dedicado a trabajar artes visuales y culturales toda su vida. También tiene formación en literatura hispanoamericana y ha trabajado durante muchos años en áreas de educación, investigación y curaduría en museos de Venezuela. 

Una vez bien instalada en nuestro país, continuó trabajando en lo que había empezado el 2016. "Tenía este trabajo de investigación desde el 2016. Un trabajo documental con el tema de la migración que fue muy fuerte en Venezuela. . Tratando de entender el fenómeno y trabajando con arte, empecé a revisar lo que se venía haciendo desde las prácticas contemporáneas. En Lima seguí con el estudio y empecé a identificar a artistas peruanos que estaban haciendo nuevas producciones que incluían el tema venezolano y también vi obras de artistas peruanos que hablaban sobre la migración peruana. Empecé a ver esas relaciones y en un momento determinado me puse en contacto con el museo. Ellos me pidieron una propuesta concreta. Así surgió Crónicas Migrantes", cuenta.

En la muestra, más de treinta artistas peruanos y venezolanos presentan propuestas textiles, sonoras, video performance, collage y dibujo, así como libros de artista y fotolibros. La selección incluye obras de reconocidos artistas peruanos sensibilizados por la actual realidad venezolana, o que rememoran coyunturas críticas, los desplazamientos forzados y las migraciones externas de la historia nacional. Estas dialogan con las obras de artistas venezolanos, que son representativas de las narrativas visuales del destierro, algunas de las cuales no aluden directamente al tema central sino a factores contextuales o a reflexiones éticas.

El último cartucho por Juan José Salazar.
El último cartucho por Juan José Salazar.

"Este es un proyecto bastante alternativo porque la condición de los artistas venezolanos es bien particular en diferentes sitios. Por eso hemos trabajado con libros, también llamados fotolibros, que han sido fáciles de trasladar hasta aquí. Mi experiencia personal también me motivó a contactar muchos artistas peruanos, visitar sus talleres, conocer sus trabajos, entender su arte y la verdad conseguí mucho apoyo por parte de ellos. Me siento muy agradecida con su solidaridad", explica Fabiola. 

Como se ve, la exposición no está pensada solo desde el punto de vista venezolano, sino también remite a la memoria histórica del Perú. Como bien investigó Arroyo, se calcula que más de tres millones de peruanos viven en el exterior. En el caso de Venezuela, se estima que es un millón más. Además, se considera la migración más grande del continente por el corto periodo en el que sigue ocurriendo. 

El 70% de familias venezolanas tienen, por lo menos, un miembro fuera del país. A algunos les va bien, a otros no tanto. Fabiola Arroyo no solo es parte del primer grupo, sino que hace sentir orgullosa a toda una nación. 

MÁS INFORMACIÓN
Exposición Crónicas Migrantes. Historias comunes entre Perú y Venezuela
-Cuándo: hasta el 2 de febrero del 2020
-Dónde: En la Sala 2 del MAC Lima (Av. Grau 1511, Barranco).
-Horarios: de martes a domingo de 10:00 a.m. a 6:00 p.m. Viernes horario extendido hasta las 8:00 p.m. Cerrado los lunes.
-Peruanos y residentes: Entrada general S/ 10; estudiantes, docentes, mayores de 60 años y personas con discapacidad: S/ 6.
-Extranjeros: Entrada general S/ 20; estudiantes, mayores de 60 años y personas con discapacidad S/ 12.
-Niños menores de 5 años: Ingreso libre.
-Miércoles: Ingreso 2x1 (aplica solo a entrada general).
-Domingo: Ingreso libre a residentes de Barranco (DNI).
-Los miembros de Amigos del MAC tienen ingreso gratuito todo el año.