En el último tiempo, la literatura ha sido una de las principales pasiones de Eva Bracamonte. (Foto: Elías Alfageme)
En el último tiempo, la literatura ha sido una de las principales pasiones de Eva Bracamonte. (Foto: Elías Alfageme)
Jorge Chávez Noriega

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La primera vez que vi a actuar se me escarapeló el cuerpo. Era el año 2016 y había asistido a ver una obra en formato de microteatro, llamada ‘Silencio’, donde ella interpretaba a dos personajes: una joven víctima de acoso y una abogada. Al ser una función para la prensa, éramos pocas personas en la sala. Desde un inicio, la actriz se apoderó de la habitación de 14 metros cuadrados en la que todos estábamos con una energía que parecía desbordarse. Las escenas eran desgarradoras y la manera en la que Eva sollozaba como parte de su interpretación, estoy seguro, resonaron en la conciencia de todos los presentes.

Todo transcurrió en quince minutos, pero por la intensidad de lo que vimos, pareció mucho más. “Esto es lo que siempre soñé hacer. Yo estudié artes escénicas y siento que por fin puedo dedicar mi tiempo a lo que toda la vida quise”, me contó luego de su electrizante performance.

MIRA TAMBIÉN: Mon Laferte se confiesa con Somos: “A un año de pandemia me siento triste, pero con esperanza” | ENTREVISTA

Por esa época, Eva estaba saliendo del juicio en el que se le acusaba del delito de parricidio en agravio de su madre, Myriam Fefer, asesinada el 15 agosto de 2006 en su vivienda de San Isidro. Estuvo recluida en el Penal de Mujeres de Chorrillos desde los 21 hasta los 25 años, entre el 2008 y el 2012. “al no haber pruebas suficientes que permitan destruir el derecho constitucional a la presunción de inocencia que ampara a Eva Bracamonte”. Por tal motivo se ordenó archivar su proceso penal.

Desde entonces ha entregado su vida a recuperar el tiempo. Algo de eso pudo saber la periodista Juana Avellaneda, entonces reportera de Somos, a quien Eva recibió en su departamento, acompañada de sus inseparables perras mestizas Lola y Zezé. “Todavía no me acostumbro a mi libertad”, contó en aquella oportunidad.

Eva Bracamonte en portada de Somos.
Eva Bracamonte en portada de Somos.

Entre los distintos temas que habló con esta revista, dijo estar convencida de que su caso no se hubiese convertido en novela si es que el sistema de justicia peruano, como ella misma califica, no fuese homofóbico. “A Liliana y a mí nos han hecho un interrogatorio para determinar nuestro comportamiento sexual y nuestra tendencia a cometer actos delictivos. Así, literalmente como te lo estoy diciendo”, sostuvo.

En el último tiempo, la literatura ha sido una de sus principales pasiones. Los años que pasó recluida la curtieron en el arte de sobrevivir a la soledad y de valorar la esperanza, por más pequeña que esta sea. Por esa razón, el año 2019, reconstruyó sus días en prisión en el libro “Más allá del muro”, bajo el sello de Planeta.

COMPARTE: Joanna Boloña: todo sobre el regreso a la TV de la famosa Sport Girl con un programa deportivo y otro de viajes | ENTREVISTA

“Estar de pie es un poco decir “estoy aquí”, es mirar al otro y no poder evitar notar si es más alto o más bajo que uno; es reconocernos en nuestra voluntad de hacer, de caminar, de avanzar, de adelantarnos… El mundo de los parados está hecho para competir constantemente. Estamos tan concentrados deseando cosas, que el tiempo que no pasamos buscándolas lo llenamos hablando de las que hemos conseguido. Pero, además, hay tantas opciones que ya nadie sabe qué querer, porque siempre hay algo más. La felicidad está en todos lados: en el auto nuevo, en el novio perfecto, en el último iPhone, en la foto perfecta para Instagram… y, a la vez, en ninguno. Es inalcanzable, porque siempre hay un auto mejor, un teléfono mejor, un novio mejor, una foto más linda, se lee en el libro.

"Estoy aprendiendo cosas y entendiendo la vida desde nuevas perspectivas que antes no existían para mí, es un proceso muy loco a todo nivel". (Foto: Richard Hirano)
"Estoy aprendiendo cosas y entendiendo la vida desde nuevas perspectivas que antes no existían para mí, es un proceso muy loco a todo nivel". (Foto: Richard Hirano)

Pensamientos como ese, que hacen cuestionarnos, también los comparte en su cuenta de Instagram. “Nos hacen creer que la felicidad y el amor están solo en la pareja, y que el resto de afectos son insuficientes o sirven como premio consuelo mientras llega ÉL”, dice en uno de sus recientes mensajes. “Desarmemos el amor romántico para que no nos someta más. Aprendamos a liberarnos y liberemos a las nuevas generaciones de mujeres para que no vivan arrodilladas frente al amor”, concluye.

Fue en dicha red social que hace un día compartió la noticia de que está embarazada. “Estoy viviendo este proceso de la única forma que sé: con mucha consciencia. Estoy aprendiendo cosas y entendiendo la vida desde nuevas perspectivas que antes no existían para mí, es un proceso muy loco a todo nivel. No han sido meses fáciles (ya les contaré), y me ha sorprendido y sigue sorprendiendo cómo hemos romantizado el embarazo, aunque luego recuerdo que eso hacemos prácticamente con todos los procesos femeninos y deja de sorprenderme”, dice en el extenso mensaje.

Tiene planeado contar todo el proceso de su primer embarazo a través de sus redes sociales, lo bueno y lo malo de la experiencia. “Ya quiero compartir mis nuevos aprendizajes con ustedes, además de contarles cómo ha sido todo, pero voy a tener que hacerlo a un ritmo más pausado que la velocidad eléctrica con la que suelo hacer las cosas”, finaliza. //

Eva Bracamonte anuncia que está embarazada
La escritora realizó un extenso mensaje en su cuenta de Instagram para anunciar que espera una niña.