A sus 74 años, la señora Lucinda Tacanga se ha convertido en una estrella de las redes sociales con sus videos de recetas. En la foto sostiene una bandeja de truchas al vapor, una de sus especialidades. Fotos: Marcial Campos Tacanga.
A sus 74 años, la señora Lucinda Tacanga se ha convertido en una estrella de las redes sociales con sus videos de recetas. En la foto sostiene una bandeja de truchas al vapor, una de sus especialidades. Fotos: Marcial Campos Tacanga.
Nora Sugobono

Un hombre de nombre Marcial quería algo sencillo y a la vez tremendamente complejo: lograr que la gente sea feliz por un momento. Buscaba mostrar a través de los videos grabados con su celular la idiosincrasia de su adorado Huamachuco, para que pudiese verse desde cualquier rincón del mundo. Ansiaba compartir colores, estampas, paisajes, frases cotidianas. Al inicio, en realidad, le bastaba con que lo vean sus vecinos. Pero el destino le tendría deparada una sorpresa.

En marzo de 2019 Marcial Campos (31 años) abrió una página de y un canal de Youtube que bautizó como Tvnay, convirtiéndose desde entonces en el productor de su propio contenido. Había estudiado mecánica automotriz en Trujillo pero siempre le interesaron los medios, en especial la radio. Aprendió a editar con tutoriales en internet –ya es un experto en Adobe Premiere– y hoy reúne casi 40 mil seguidores en aquella plataforma. Tvnay es su base de operaciones y su punto de encuentro.

MIRA: Naturaleza Creativa: la feria de diseño que se transformó en mercado itinerante en Miraflores

Sin haberlo planeado, la página también se ha convertido en un refugio lleno de añoranza, de nostalgia, para todo aquel que haya nacido en la sierra peruana, la haya visitado alguna vez o la haya tenido que dejar. Huamachuco, en La Libertad, es un pedazo del Perú que se siente más cercano que nunca en el corazón, en un contexto marcado por el aislamiento social. Al final el objetivo de Marcial terminó cumpliéndose, con un giro que no contempló: el más feliz de todo esto es él.

Comenzó con ayuda de su esposa a grabar escenas graciosas, entrañables. A veces incluso pone de fondo risas grabadas a sus videos. Tiempo después de haber arrancado con la producción (todo se hace en su propia casa, en el campo y durante los fines de semana) Marcial le preguntó a su tía de 75 años si le gustaría participar. Esperaba una negativa, pero la respuesta que recibió cambió el curso del proyecto. Lucinda Tacanga aceptó que su sobrino la filme mientras preparaba el almuerzo del día.

“‘Ya, ¿qué voy a decir?‘, me contestó, y me agarró desprevenido”, nos cuenta por teléfono Marcial. ”Yo tenía unas oquitas, así que le dije que las podíamos usar. Puse un trípode con palos y le fui diciendo qué cosas decir. Así lo hicimos y a la gente le empezó a gustar. Ahora nos piden mucho que saquemos a ‘la señora’”, explica. Lucinda es como una madre para él, la mujer que lo crió y de quien no piensa alejarse nunca.

MIRA: ¿Dónde está el árbol más alto del mundo y qué se hace con su madera?

Ya han grabado unos 15 videos juntos (en su mayoría de recetas tradicionales), los mismos que han alcanzado cifras sin duda excepcionales: cientos de miles de reproducciones por cada plato, desde el cuy frito hasta la cachanga, y casi la misma cantidad de comentarios. Doña Lucinda es tan popular que todas sus apariciones suelen terminar con una ronda de saludos.

Doña Lucinda posa junto a Marcial, su sobrino y creador del contenido de la página de Facebook Tvnay. Las recetas se filman todos los domingos por la mañana, pero ninguno rompe con el estado de inamobilidad: ambos viven en la misma finca. Marcial edita por la tarde y ese mismo día se postea el video.
Doña Lucinda posa junto a Marcial, su sobrino y creador del contenido de la página de Facebook Tvnay. Las recetas se filman todos los domingos por la mañana, pero ninguno rompe con el estado de inamobilidad: ambos viven en la misma finca. Marcial edita por la tarde y ese mismo día se postea el video.

“Acá estamos, con las novedades del video, cocinando en leña y ollita de barro” nos dice Lucinda desde el otro lado del teléfono con esa voz dulce que alimenta y abriga. “Usamos todo lo que criamos: las gallinas en el corralón, el cuy en nuestra cocina; cebolla, zanahoria que por ahí sembramos; papa, lenteja, alverjita partida, frejol. La próxima receta que voy a compartir es de un dulce de trigo bien rico, con mote“, cuenta.

Lucinda vive con su hija, pero Marcial se encuentra a pocos metros de distancia. Sus días empiezan temprano. Antes del desayuno va a ver a sus cuyes y prende la candela. Luego, cocina sostenida en los saberes que le dejó su madre. “Me enseñó a condimentar los animales para poder comer, porque nosotras no podemos trabajar, somos mujeres”. Lucinda nunca pudo acceder a una educación formal, pero aprendió de cocina apoyando desde muy pequeña en la panadería familiar, donde hacía pan de piso y bizcochos. Más adelante, cuando ya no hubo horno, se dedicó al campo.

MIRA: Santa Rosa de Lima: la historia detrás de la estatua hiperrealista hecha por un artista peruano

Ser una estrella de las redes sociales, sin embargo, era algo que definitivamente no estaba en sus planes. No a los 74 años.

“Me siento con una alegría grande cada vez que veo los videos; la gente se pone contenta”, continúa doña Lucinda. “También me escriben; me dicen ’sigue adelante, no retrocedas’, y me extrañan si no me ven”. Afortunadamente, hay Lucinda Tacanga para rato. “Ahora la protagonista principal es ella, yo quedo a un lado”, sostiene su sobrino.

“Queremos enfocarnos en la gastronomía de la zona, con videos pensados para hacer conocer nuestras costumbres. Todo eso hace que las personas que nos ven se acuerden de momentos similares que han vivido antes”, finaliza Marcial. En tiempos como estos, cada recuerdo cuenta. Cuando se trata de comida, hay recuerdos que valen el doble.

Más información

Tvnay Facebook:

Tvnay Youtube:


VIDEO RECOMENDADO

Alejandra Cendra comparte una receta rendidora para cualquier día de la semana

Tres minutos de dulzura: aprenda a preparar "Pan de Yema" 02/07/2020