Oscar García

Redactor en la revista Somos

oscar.garcia@comercio.com.pe

Con el candor de los golpes amateur, tres mujeres y madres de Detroit asaltan su supermercado local para poder llegar a fin de mes. Beth, Annie y Ruby racionalizan el hecho: el lugar debe tener seguro y el robo será cosa de una sola vez. El tema es que el botín con el que se topan no es de “escasos 30 mil dólares”, según pensaban, sino de medio millón de verdes. Lo que las protagonistas de no sabían es que el sitio era la tapadera de una mafia mexicana que muy pronto las ubicarán para exigirles su dinero de vuelta. Eso para empezar.

MIRA: Cobra Kai y el triunfo de la nostalgia: ¿por qué nos gusta tanto la historia de Karate Kid?

La primera vez que uno ve Good Girls es imposible no pensar en Breaking Bad, la historia del tímido profesor de química convertido en capo de la droga. Ambas se explayan, entre el drama y la comedia, en la tragedia de la clase media norteamericana, atosigada de hijos con necesidades, impuestos al gobierno, deudas con el banco y otras obligaciones. Encima deben sobrellevar ello con empleos en los que no están a gusto. En los dos casos, los protagonistas están insatisfechas con el papel que les ha tocado cumplir en la sociedad. El tema es ver cuán lejos podrían llegar para conseguir algo más de la vida sin extraviarse a sí mismos.

MIRA: Cobra Kai: ¿Cuál será el destino de Miguel Díaz en la tercera temporada en Netflix?

Cuando la vida doméstica termina siendo una cárcel mental surge la tentación liberadora del crimen. Sea que lo rqcionalicen o no con excusas, tanto Beth (Christina Hendricks) en Good Girls como Walter White (Bryan Cranston) en Breaking Bad descubren que al delinquir se sienten vivos y vigorosos. Importantes y deseados. Ella como esposa casada con un marido adúltero, y él como brillante químico convertido en un gris profesor de colegio, encuentran en el crimen una seducción irresistible. La misma seducción que pagarán caro porque así funciona el drama: nos pegamos a sus historias porque sabemos que lo que empieza como un juego se va a desbarrancar.

Lo que diferencia a ambas producciones es el toque feminista. Si Breaking Bad se veía como una fascinante exploración de la psicología masculina, con toda su fragilidad y las fantasías de dominación de macho alfa de Walter White, Good Girls ve el lado opuesto: la propiedad del papel de las mujeres en la dinámica familiar, la validez de los roles creados para ellas por la sociedad y esa innecesaria necesidad aprendida de justificarse ante los demás. “¿Es que todos los hombres creen que pueden conseguir lo que sea, cuándo lo desean?”, se pregunta Beth, sincera y hastiada, revelando así uno de los grandes temas de la serie.

Good Girls se propala en EE.UU. por la cadena NBC y acá podemos verla en Netflix. Es el primer proyecto televisivo grande de Christina Hendricks, a quien vimos brillar hace unos años en su papel de la secretaria Joan Harris, en la laureada Mad Men. Completa el reparto protagónico las actrices Mae Whitman, en el papel de Annie, la hermana menor de Beth, y Retta como Ruby Hill, la amiga que es como la voz de la conciencia del grupo, aunque esté embarrada igual que las otras dos en serias dudas morales. Estas se hacen más patentes en la tercera temporada cuando su hija empieza a robar cosas en casa. Cómo se puede ser madre (o padre) y dar el ejemplo cuando se tiene rabo de paja.

Como decíamos más arriba, Good Girls es una cuenta más en un collar de ficciones de TV que nos hablan de gente común empujada a la vida delincuencial y cómo se lidia con ello. A continuación les presentamos una breve lista de las mejores representantes de ese peculiar subgénero.

WEEDS

Es una comedia negra estrenada en el 2005 por la cadena Showtime. Nancy Botwin (Mary Louise Parker) es una joven viuda, madre de dos adolescentes, que se ve obligada por las deudas a ser dealer de marihuana. Eventualmente pasará a cultivarla y a tener líos con la mafia local y con el FBI que está tras sus huellas. Ella vive en un suburbio que es el reino de la hipocresía: detrás de sus casas idénticas de colores pastel hay vecinos que, como ella, escoden un lado monstruoso.

Weeds. Esta comedia trata sobre la vida de Nancy Botwin, una viuda con dos hijos que se involucra en el mundo de la venta de marihuana, para poder subsistir económicamente. (Internet)
Weeds. Esta comedia trata sobre la vida de Nancy Botwin, una viuda con dos hijos que se involucra en el mundo de la venta de marihuana, para poder subsistir económicamente. (Internet)

BREAKING BAD

Considerada por muchos la mejor serie de TV de la historia (así de sonoro), la joya de la cadena AMC cuenta la historia de Walter White (Bryan Cranston), un profesor de química aburrido de su profesión al que le detectan un tumor pulmonar en estado avanzado. Ante la perspectiva de dejar a su familia en la pobreza, incursiona en la producción de metanfetamina, con tantos buenos resultados -es un genio de la química-, que se vuelve el rey de la droga en Alburquerque, Nuevo México. Las mafias locales, el cartel mexicano y el FBI tratarán de dar con la pista del esquivo “Heisenberg”, su seudónimo del mal.

¿Cuánto dinero hicieron Walter White y Jesse Pinkman en "Breaking Bad"? (Foto: AMC)
¿Cuánto dinero hicieron Walter White y Jesse Pinkman en "Breaking Bad"? (Foto: AMC)

BIG LITTLE LIES

Las actrices de cine Reese Whiterspoon, Nicole Kidman y Laura Dern realizaron un exitoso crossover a la televisión el 2018 con el estreno de Big Little Lies, ganadora del Emmy a mejor miniserie en su año. Se nos narra la historia de cinco mujeres, madres de familia de Monterrey, California, cuya vida aburguesada, con hijos difíciles, matrimonios imperfectos y hasta violencia familiar, se ve sacudida luego de tomar parte de un asesinato que, solo en el episodio final, será esclarecido.

Big Little Lies, ¿tendrá temporada 3? (Foto: HBO)
Big Little Lies, ¿tendrá temporada 3? (Foto: HBO)

OZARK

Martin Byrde (Jason Bateman) es un asesor financiero de Chicago, casado y con dos hijos, que en una falla de juicio aparente acepta lavar dinero para un cartel mexicano, junto a su ambicioso socio. Luego de que una de esas operaciones fracasa, la mafia, lógicamente, viene a por lo suyo. Martin debe comprometer entonces a lavarles una millonaria cantidad en poco tiempo, para lo que se muda a un resort ubicado en la pequeña comunidad de Ozark, Misuri. Conforme la historia avanza, toda su familia se ve involucrada en las actividad ilegales y paga las consecuencias de ello.

Con carteles de droga, agentes del FBI, viejos (y nuevos) enemigos rondando a la espera de un paso en falso, la familia Byrde está cada vez más suspendida de un hilo. (Foto: Netflix)
Con carteles de droga, agentes del FBI, viejos (y nuevos) enemigos rondando a la espera de un paso en falso, la familia Byrde está cada vez más suspendida de un hilo. (Foto: Netflix)

GOOD GIRLS

Beth (Christina Hendricks), su hermana Annie (Mae Whitman) y su amiga Ruby (Retta), deciden asaltar un supermercado para poder pagar las cuentas de sus familias. Pero como el crimen no paga, acaban envueltas en la trampa de una mafia que las chantajea y las explota con diversos trabajos ilegales. Mientras algunas de ellas sufren por ello y no quieren saber más de la vida delictiva, otras empiezan a encontrar la recompensa simbólica de sentirse empoderadas y en control por primera vez, aún en ese difícil contexto.

VIDEO RECOMENDADO

Tráiler de Good Girls 2 | Temporada 2 de Buenas chicas