El protagonista del cortometraje es el actor Aníbal Lozano, quien ofrece una potente interpretación. (Foto: Difusión)
El protagonista del cortometraje es el actor Aníbal Lozano, quien ofrece una potente interpretación. (Foto: Difusión)
Jorge Chávez Noriega

Alex Fischman era un adolescente que cursaba la secundaria en el colegio Roosevelt cuando leyó por primera vez “Alienación”, el notable cuento de , publicado en “La palabra del mudo”, en 1972. La historia de Roberto, el joven afroperuano que busca transformarse en un rubio americano para conquistar a Queca, la mujer de sueños, lo atrapó como ninguna otra hasta ese momento, cuenta el cineasta.

Por esa época, Alex tenía un especial interés por los libros y las películas. A los diecisiete, para un proyecto estudiantil, dirigió el cortometraje “La Vieja Quinta”, basado en otro cuento de Ribeyro, el cual fue exhibido en festivales desde Los Ángeles hasta Seúl y obtuvo más de 100,000 reproducciones en línea. Su siguiente paso fue postular a una universidad del extranjero para estudiar cine. Tras prepararse en Educa, ingresó al Emerson College, en Boston, para luego hacer su traslado a la Universidad de Nueva York, donde cursa el último año de carrera. “Sin la preparación que tuve, habría sido muy complicado estudiar en la mejores universidades de cine”, cuenta.

Alex Fischman, director de “Alienación”.  El cineasta peruano estudia en la Universidad de Nueva York.
Alex Fischman, director de “Alienación”. El cineasta peruano estudia en la Universidad de Nueva York.

Sus primeros años en Estados Unidos no resultaron como él esperaba. “Crecí en un hogar privilegiado y fui a un colegio que me enseñó mejor inglés que español. Pero cuando me gradué del colegio y me fui a estudiar cine, me di cuenta que podía ser víctima de prejuicios como peruano”, comenta Alex. “Yo no era americano, ni nunca lo sería. Noté que durante toda mi vida había estado avergonzado (estúpidamente, por supuesto) de mi cultura y de la ciudad donde crecí, pero estos orígenes me definían. Ahí fue que el cuento, que tanto me impactó en el colegio, vino a mi mente, Alienación”, añade.

MIRA: Chabuca Granda: presentan nueva versión del tema “Amor Viajero”, compuesta para la obra “Limeñísima”

En el 2019 regresó al Perú para grabar el cortometraje. Antes se había reunido con Julio Ribeyro, hijo de nuestro más afamado cuentista, quien finalmente le cedió los derechos de la obra luego de contarle los detalles del proyecto. La realización tardó tres días y la producción estuvo a cargo de Lucia Utano. El protagonista es el actor Aníbal Lozano, a quien Alex vio en una obra de Microteatro y quedó deslumbrado. Completan el reparto Daniel Cano y Macla Yamada. Como toda adaptación cinematográfica, esta ha asumido ciertas modificaciones respecto a la obra literaria. Las más notorias: el entorno donde se desarrolla la historia y el color de piel de Roberto.

“Alineación” obtuvo un premio en Los Angeles Diversity Film Festival, en la categoría de “Diversity in the arts”.
“Alineación” obtuvo un premio en Los Angeles Diversity Film Festival, en la categoría de “Diversity in the arts”.

“Es impresionante que Julio Ramón Ribeyro escribió este cuento hace 50 años, y que el tema de la discriminación aún siga desafortunadamente tan vigente. Como peruanos tenemos que estar orgullosos de nuestra cultura, de nuestra diversidad y de nuestra historia. Decidí adaptar Alienación para que visualmente podamos recordar esta lección”, cuenta Alex Fischman.

En poco tiempo, la pieza audiovisual ha obtenido reconocimiento internacional. En un principio fue seleccionada para competir en el Festival de Rhode Island, el cual forma parte del circuito previo para llegar a los Premios Oscar. Y hace unos días, “Alienación” obtuvo un premio en Los Angeles Diversity Film Festival, en la categoría de “Diversity in the arts”, que destaca la diversidad en los proyectos cinematográficos. “Cuando supe de la noticia, me pareció extraordinario. Destaco mucho la conexión que ha tenido el cortometraje con el público en los festivales donde se ha exhibido”.

Por estos días, Alex vive en Nueva York junto a su novia, confinado por decisión propia, a la espera de graduarse en la universidad este semestre. Por lo pronto, tiene dos proyectos de largometraje en mente. “Uno de ellos cuenta una historia sumamente personal de mi propia niñez, un drama que pasó en mi familia”, cuenta Alex, quien es hijo del escritor y conferencista David Fischman. Hasta que todo pase, el joven cineasta seguirá escribiendo guiones y dándole vueltas a sus ideas, con el propósito de que algún día vean la luz. //

VIDEO RECOMENDADO

Cinescape: ¿Cómo afecta el Covid-19 al cine peruano?