Vanessa Cruzado Alvarez

Décadas atrás, un circo llegó a la avenida Alfonso Ugarte, en el Cercado de Lima, muy cerca de la casa de un niño llamado Fernando. Pese a la tristeza por la muerte de su padre y los escasos recursos en su hogar, se ilusionaba cada vez que veía a los artistas practicando sus actos, llenos de color. A los 23 años, en 1984, a modo de gratitud, decidió fundar su propio circo junto a un grupo de jóvenes artistas. se presentó en calles, plazas y locales comunales para compartir alegría en tiempos de terror.

“Recordar distintas etapas en la historia de La Tarumba nos ha permitido tomar fuerza para afrontar esta situación. En pleno terrorismo hablamos de defender la vida y la belleza”, comenta (60), al otro lado de la pantalla, desde su casa en Miraflores, donde pasó la cuarentena. A partir del estudio y la práctica del arte escénico, La Tarumba fue perfilando y consolidando una propuesta Artístico-Educativa, pionera e inspiradora, inclusiva y democrática; de identidad peruana en toda su dimensión, y a su vez, universal y contemporánea.

MIRA: ¿Cómo se reinventa La Tarumba para Fiestas Patrias en plena pandemia?

En sus primeros años, visitaron los sectores menos favorecidos, instalando espectáculos y talleres. “Recorrer nuestro país con espectáculos y talleres nos dio el conocimiento y entendimiento de una realidad compleja: el gran potencial cultural y natural del Perú”, agrega el fundador y actual director artístico de La Tarumba. La necesidad de seguir avanzando, los llevó a la adquisición e implementación de una Casa-Teatro-Escuela en 1992; que hasta hoy los acoge como sede central.

“El circo se ha sobrepuesto a plagas, a pestes, a guerras mundiales, a dictaduras, a cataclismos, a terremotos, a maremotos. Ha renovado los votos frente a la sociedad. La Tarumba va a volver y ya celebraremos”, dice Fernando con el optimismo de siempre. En la fotogalería de arriba, un recuentro gráfico con postales históricas que narra los inicios de La Tarumba, donde refleja esa esperanza que los caracteriza. //

VIDEO RECOMENDADO

Artistas callejeros entretienen a confinados en Praga