El presidente Nicolás de Piérola compró su céntrica casa de Jr. Ancash 439 al convento de San Francisco.  Allí fallecería él en 1913 y su viuda, un año después. En la entrada, luce una placa conmemorativa de bronce con una dedicatoria hecha por el poeta José Gálvez. (FOTO: Fidel Carrillo)
El presidente Nicolás de Piérola compró su céntrica casa de Jr. Ancash 439 al convento de San Francisco. Allí fallecería él en 1913 y su viuda, un año después. En la entrada, luce una placa conmemorativa de bronce con una dedicatoria hecha por el poeta José Gálvez. (FOTO: Fidel Carrillo)
Enrique Planas