LÍDER COMUNAL. Jorge Ccorimanya, descendiente de Yahuar Huácac y de Wiracocha, recientemente fallecido por COVID-19, recibió la mayor alegría de su vida al enterarse de su parentesco con dos grandes gobernadores cusqueños. Este descubrimiento dice mucho de los años de marginación hacia familias de la elite cusqueña. (Foto: Luis Miranda)
LÍDER COMUNAL. Jorge Ccorimanya, descendiente de Yahuar Huácac y de Wiracocha, recientemente fallecido por COVID-19, recibió la mayor alegría de su vida al enterarse de su parentesco con dos grandes gobernadores cusqueños. Este descubrimiento dice mucho de los años de marginación hacia familias de la elite cusqueña. (Foto: Luis Miranda)
Luis Miranda

Confiesa que volvió a nacer. Sabía que su esposa provenía de una panaca o familia real inca, pero hasta sus casi 70 años el maestro y líder comunal Jorge Ccorimanya ignoró que él también descendía de un gran gobernante imperial. Su apellido no era Pachacútec ni Inca Roca, pero supo a través del historiador Ronald Elward que los Ccorimanya pertenecen a la panaca de Yahuar Huácac, el sétimo inca. Y que por su segundo apellido, Berreras, era descendiente de Wiracocha, el octavo. Se puso tan feliz y orgulloso que se lo dijo a su esposa de inmediato. “Apresúrese a darle un beso al nuevo inca”, le dijo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más