Los López Alvarado partieron de Lima hacia Tumbes parando por distintas playas de la costa norte del Perú. Yazmín Alvarado saluda en la primera fotografía. A la derecha, su esposo Hugo López y sus mellizos Leonardo y Marcelo en Piura. (Fotos: @papa_gallina)
Los López Alvarado partieron de Lima hacia Tumbes parando por distintas playas de la costa norte del Perú. Yazmín Alvarado saluda en la primera fotografía. A la derecha, su esposo Hugo López y sus mellizos Leonardo y Marcelo en Piura. (Fotos: @papa_gallina)
Gabriela Machuca Castillo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

¿Te animarías a alquilar una casa rodante para viajar con tu familia o amigos por el Perú? Para ese tipo de aventuras hay que tener el espíritu osado, definitivamente. Si existe, no será muy difícil que te decidas después de leer la historia de los López Alvarado. De lo contrario, pues, vale la pena evaluarlo. En tiempos pandémicos, un camper se evidencia como una gran alternativa para salir lejos de casa de manera segura manteniendo la distancia social, siempre, claro, que no se rompa ' la burbuja’ de quienes emprenden el destino. Así lo visualizaron los protagonistas y administradores de las redes sociales y del Youtube de, una popular cuenta del Internet local en que la familia compuesta por Yazmín (38), Hugo (36) y los mellizos Marcelo y Leonardo (7), comparten contenidos relacionados a viajes y experiencias en familia. Recientemente, todos, incluida además su perrita Leia, regresaron de viajar durante 30 días por la costa norte del país a bordo de este pequeño pero cómodo vehículo que desde ya guarda en ellos recuerdos entrañables. Que lo digan los chicos, por ejemplo, quienes al volver a Lima no han dejado de armar las escenas vividas con sus legos.

Los López Alvarado en Cajamarca en uno de sus frecuentes viajes antes de que empezara la pandemia. (Foto: Instagram Papis por primera vez)
Los López Alvarado en Cajamarca en uno de sus frecuentes viajes antes de que empezara la pandemia. (Foto: Instagram Papis por primera vez)
La familia de vacaciones en "la nueva normalidad". Aquí en Disney el último diciembre. (Foto: Instagram Papis por primera vez)
La familia de vacaciones en "la nueva normalidad". Aquí en Disney el último diciembre. (Foto: Instagram Papis por primera vez)
LEE: ‘El baúl de Antonia’ y la mamá influencer que busca, por sobre todo, servir a la comunidad | ENTREVISTA

Un poco de antecedentes, primero. Yazmín y Hugo, al sentirse muy involucrados en la crianza de sus chicos, deciden abrir un blog justo cuando ellos nacen, es decir, hace casi ocho años. Este, luego, pasa a ser una , para luego saltar al e Instagram. “Al principio escribíamos mucho, hacíamos catarsis de nuestra estrenada maternidad y paternidad, pero luego fuimos combinando estos contenidos con una pasión que compartimos mi esposo y yo: viajar. Cuando yo era soltera me escapaba de Lima cuanto fin de semana podía. Hugo es de Pucallpa, a él le pasaba algo similar. Siempre estaba haciendo turismo de aventura. Conforme ellos fueron creciendo fue más fácil compartir este entusiasmo nuestro por conocer el mundo. Y así hemos viajado con ellos a muchos lugares. Claro, hasta que llegó la pandemia”, detalla Yazmín, quien es la encargada de la pareja de manejar las redes sociales. Hugo, por su parte, ve todo lo que se refiere a contenidos audiovisuales. Los dos, dedicados a otros rubros hasta hace un año, ya invierten su tiempo exclusivamente a Papis por primera vez.

La mamá y ex gerente de una empresa de banca de inversión continúa: “Empezó la pandemia y nos quedamos estrictamente en casa durante ocho meses. Compartíamos contenidos sobre crianza en esas circunstancias, sin embargo decidimos viajar luego en esta ‘nueva normalidad’ a Pucallpa, la tierra de Hugo. De ahí nos fuimos a Estados Unidos en Navidad, siempre con todos los protocolos de bioseguridad, muchas pruebas de descarte de por medio. Lo principal para nosotros es estar seguros de no contagiarnos por obvios motivos, y porque finalmente la idea es disfrutar de la salidas”.

EL VIAJE EN CAMPER POR EL NORTE

Yazmín narra que la idea de hacer una travesía de este tipo ya rondaba en la cabeza de ambos desde hace mucho, pero que se concretó luego que unos amigos, dueños de , les ofrecieran las facilidades para hacerlo. La ruta: la costa norte del Perú. Todavía hacía calor, las restricciones para algunas playas ya se habían levantado y la carretera no tiene desafíos difíciles como curvas o pases por altura.

“Todo fue pausado para disfrutarlo. De Lima fuimos a Huacho y recorrimos todas las playas de esa zona. Dormimos en Patitos, donde puedes acampar o dormir con tu camper. De ahí subimos a Tuquillo, después a La Gramita. A grandes rasgos luego llegamos a Trujillo, estuvimos por Chicama y otros balnearios más. Luego nos fuimos para Piura y visitamos todas esas hermosas playas: Lobitos, Cabo Blanco, Vichayito para llegar al final a Tumbes y también seguir explorando por ahí”, detalla Yazmín.

Explica ella que hubo dos cuestiones claves en la planificación del viaje para el tema de la seguridad en términos de asaltos y Covid-19: “Fue una ruta muy bien armada desde Lima, me tomé el trabajo de contactar personas, hoteles o restaurantes para que nos alquilaran sus estacionamientos, en algunos casos, o nos permitiesen aparcar fuera de sus establecimientos. También estuvimos en playas donde había resguardo. Solo una vez dormimos en la calle, junto a un parque en Piura, y para eso pedimos permiso a la policía y serenazgo de la zona. Eso nos permitió movernos con calma. Y respecto al Covid, bueno, nos hicimos pruebas antes de salir y al regresar y no salimos de nuestra burbuja familiar, es decir, solo parábamos con nosotros mismos, no fuimos a visitar a nadie ni nada por el estilo. Muy poco contacto con otras personas, más que para comprar alimentos o gestionar ciertas cosas. Eso nos tuvo libre de riesgo de contagio”.

La experiencia para toda la familia ha sido extraordinaria. “Nos hemos asombrado al encontrar tantísimas personas que nos han extendido la mano. Creo que eso también tiene que ver con cómo ha golpeado la pandemia al turismo. Estaban súper felices de vernos, un visitante es un espécimen raro por estos días. Recuerdo que en Cabo Blanco fuimos al Black Merlin, donde se dice que hacen los mejores ceviches del país, y los propietarios estaban muy emocionados de atendernos. Nos contaban que ha sido un milagro el que no hayan cerrado hasta ahora. La verdad es que nos hace sentir bien poder contribuir un poquitito con un sector tan afectado”, afirma Yazmín.

¿Y los chicos, qué dicen de todo esto? “Para ellos todo ha sido espectacular. Ese viaje será algo que nunca olvidarán. Y eso que continuamos con las clases virtuales, nunca se detuvieron, en algunas ocasiones lo hacían con la vista del mar. En los recesos iban a correr a la arena... Apenas llegaron a Lima comenzaron a recrear la camper y escenas de las que vivimos con los legos. Nos dicen que extrañan mucho esa pequeña casa y que quieren volver. Es un viaje perfecto para hacer burbuja con la familia o un grupo pequeño de amigos”, comenta.

Papis por primera vez ha empezado ya a lanzar un capítulo semanal por su canal de cada domingo. En total serán 15. Dese una vuelta e inspírese. Podría ser el inicio de una memorable aventura//.

COMPARTE: El peruano que nadó alrededor de la isla de Manhattan, el canal de la Mancha y cruzó el estrecho de Gibraltar
Marcelo y Leonardo haciendo clases virtuales en la camper.
Marcelo y Leonardo haciendo clases virtuales en la camper.
La familia ya está ansiosa de emprender otra ruta bajo la misma modalidad.
La familia ya está ansiosa de emprender otra ruta bajo la misma modalidad.

VIDEO RELACIONADO