Arturo León

El logo gigante de una cadena mexicana de cines, una larga vitrina destinada al gimnasio, dos marcas muy conocidas del Grupo Acurio y un amplio estacionamiento. Ese es más o menos el panorama al que se enfrenta un ciudadano de a pie cuando pasa por ahí. Unos meses atrás, no existía nada de lo descrito. Desde que Plaza Santa Catalina (Av. Carlos Villarán 500) abrió sus puertas, los vecinos de La Victoria pueden disfrutar de una variada oferta de entretenimiento, gastronomía, shoping y más.

En esta nota vamos a hablar de los restaurantes que ya operan en el nuevo centro comercial de la capital. Uno de ellos es Barra Chalaca, un concepto que puso de moda Gastón Acurio. Alguna vez el famoso chef peruano comentó que le gustaría abrir uno “en cada barrio de Lima”. Con el que acaba de inaugurar en Santa Catalina, ya son dos los que tiene en la capital. El otro está en Camino Real. Sí, ahí donde decenas de personas hacen cola todos los días para pedir un copón de leche de tigre, tortitas de choclo (recientemente agregado a la carta) o un sándwich de pejerrey.

“Que puedan acceder a la misma calidad que cuando entran a La Mar, pero con menores costos. La idea fue diseñar Barra Chalaca en función de los stocks del mar, que especies marinas hay en abundancia, según la temporada. Con esos stocks, sabiendo que puedo asegurar un producto de calidad, diseño la carta, el menú y creamos una experiencia", contestó Gastón a Gestión cuando se le preguntó por la propuesta de Barra Chalaca. Hoy, el restaurante tiene seis locales en Santiago de Chile y tres en Bogotá, Colombia.

Al lado de Barra Chalaca, en Santa Catalina, está El Bodegón. En el 2018, Nora Sugobono, especialista de la revista Somos en temas de gastronomía, escribió esto sobre el recién inaugurado restaurante: “La nueva propuesta del Grupo Acurio es un homenaje a la cocina de antaño y la coctelería de las tabernas más emblemáticas de Lima. Su carta es un viaje culinario a través del tiempo”. La periodista también hizo una reflexión en su texto que vale la pena recordar. “Reúna un locro humeante, un pan con apanado, un chilcano de guinda y un contundente arroz tapado. Si experimenta un deseo irrefrenable de llevarse la mano al pecho y gritar ‘viva el Perú’, no se reprima. Algo así es lo que se siente ante la cocina más auténtica del recetario patriota”. ¿Provoca ir, no?

El Bodegón sí se mantiene como una propuesta exclusiva para Lima. Ya tiene tres locales: uno en Miraflores (Avenida Tarapacá 197), otro en Pueblo Libre (Julio C. Tello 886) y el último en Santa Catalina.

¿Es la apertura de Plaza Santa Catalina prueba de que la zona está camino a convertirse en un nuevo San Isidro? George Forsyth, alcalde de La Victoria, opina que sí. “Santa Catalina está creciendo a un ritmo acelerado. Han venido restaurantes, cadenas de cines, etcétera. Por esta presión, va camino a convertirse en un nuevo San Isidro", dijo a Gestión en abril del año pasado. “Hay varios grupos interesados que ya tienen terrenos y están analizando a qué giro adecuarse, la mayoría estará relacionado a giros comerciales. Santa Catalina se está convirtiendo en la extensión de San Isidro”, agregó haciendo hincapié en la misma idea.

Revisa la galería de fotos y conoce los otros locales de comida que ya están operando en el centro comercial.