Demanda divina. Según la tradición, Sarita Colonia le pide a sus devotos ser solidarios y trabajadores. No ociosos o ingratos. (Foto Victor Idrogo / Somos)
Demanda divina. Según la tradición, Sarita Colonia le pide a sus devotos ser solidarios y trabajadores. No ociosos o ingratos. (Foto Victor Idrogo / Somos)
Gabriela Machuca Castillo