Paul Reiser y Helen Hunt empezaron la promoción del reboot de Mad about you. Aquí los vemos en setiembre en California.
Paul Reiser y Helen Hunt empezaron la promoción del reboot de Mad about you. Aquí los vemos en setiembre en California.
Gabriela Machuca Castillo

El departamento donde viven Paul y Jaime Buchman seguirá siendo el mismo veinte años después. “Bueno, de hecho, tendrá algunos muebles nuevos. No queremos que el público piense que ninguno redecoró en todo este tiempo”, ha contado Paul Reiser hace poco en una de las tantas entrevistas que viene dando por el estreno de la continuación de Mad about you, una de las sitcoms más entrañables y emblemáticas de la década de noventa (así es, queridos y queridas millenials, entonces no todo fue Friends). Al actor y creador de la historia que daba cuenta del amor, la cotidianeidad, los encuentros y desencuentros de una pareja neoyorquina recién casada (y sin hijos hasta la temporada cinco) se lo ve entusiasmado y preocupado a la vez en cada aparición. Sucede que junto al productor Peter Tolan, y su coestrella, la talentosa actriz y directora Helen Hunt, llevará muy pronto a la pantalla chica una serie limitada de doce episodios en la que podrá verse cómo están los Buchman en la actualidad. Seis capítulos se estrenarán el 20 de noviembre, y otros seis, el 20 de diciembre. Todos por la cadena de cable Spectrum.

Mad about you ganó 13 premios Emmy y un Globo de Oro.
Mad about you ganó 13 premios Emmy y un Globo de Oro.

Tiene asidero el nerviosismo. Mad about you se estrenó en 1992 y salió del aire en 1999. El final, para Reiser y Hunt, fue redondo, por lo que nunca imaginaron que alguna vez harían una suerte de continuación. Tres años tomó el que se decidieran por el proyecto, alentados también por los exitosos reboots que han tenido en los últimos tiempos otras series muy populares de los años 80 y 90 como Roseanne, Fuller House o Will and Grace. “La idea es contar qué pasa con Jaime y Paul ahora que son personas mayores y ya no treintañeros. Su hija Mabel ya no vive con ellos porque está en la universidad estudiando cine, siguiendo los pasos del padre que era documentalista. Entonces, juntos, están afrontando el síndrome del nido vacío”, detalla Resier y agrega que no quisieron complicarse con ir en desmedro del final de la serie (donde se ve que la pareja ya mayor, en el futuro, se separa un tiempo para luego quedarse finalmente junta). “Lo que verán se ubica temporalmente cerca de aquel último capítulo. No hay una continuidad exacta, la verdad eso no nos interesa, sino atestiguar de cerca cómo ha cambiado la relación en 20 años”.

Como se recordará, Jamie Buchman era una relacionista pública que vivía en Manhattan junto a su esposo Paul y su perro Murray. En las idas y vueltas del día a día, ambos compartían la vida con sus padres, familiares, amigos y su terapista de pareja, la doctora Sheila. Es cinco años después de estrenada la serie que nace la pequeña Mabel. Y es en esta nueva etapa de padres primerizos que transcurren las últimas dos temporadas del show.

Los doce episodios se grabaron en vivo frente a público. El primero, es más, fue dirigido por Hunt (ganadora de cuatro premios Emmy precisamente por su rol de Jamie Buchman y de un Óscar en 1997 por la película Mejor…imposible). Miembros del elenco original también han participado de esta serie limitada como son la actriz Anne Ramsay, quien interpretaba a la neurótica e inestable hermana menor de Jamie, Lisa; y el veterano Jerry Adler, el mismo que durante siete años se puso en los zapatos del conserje del edificio. Se espera también ver al actor John Pankow, el inolvidable primo Ira. En esta ocasión será la actriz Abby Quinn quien tenga el rol de la joven Mabel (en 1999, para el final del show, el trabajo recayó en Janeane Garofalo).

Todos somos los Buchman

Ante una pregunta planteada recientemente por el periodista Larry King, Reiser reflexiona sobre el afecto del público hacia la serie después de tanto tiempo. “En 20 años la gente nunca dejó de acercarse para decirme lo especial que fue el show para ellos. Y de a pocos lo he ido entendiendo. Nosotros siempre tratamos de contar una historia honesta con la cual las personas pudieran identificarse. Cuando escribíamos los capítulos, los guionistas llevábamos a la mesa relatos personales de lo que pasaba en nuestros propios matrimonios, en nuestras casas. Ninguna anécdota era pequeña porque, sabes, la vida es así. Está hecha de pequeños momentos entre una pareja, Claro, teníamos grandes actores e invitados, pero la clave estaba en que el público, el casado especialmente, se identificaba mucho con ellos, con lo que les pasaba”.

Mad about you, o Loco por ti, como se llamó la serie en español (que hasta tuvo una versión argentina) ganó 13 premios Emmys y un Globo de Oro en los noventa, pero sobre todo, como bien lo ha dicho Reiser, el corazón de la gente que aún no ha podido olvidar su historia. Solo basta ver el anuncio promocional de la continuación a estrenarse pronto (publicado en esta nota, líneas arriba) para volverse a emocionar viendo a los dos en diversas situaciones en la ciudad de Nueva York, emulando, claro, a la romántica, bicromática y nostálgica introducción original del programa. Ya no falta mucho.