Arturo León

Zion Williamson consiguió su primera victoria en la NBA el mismo día de la trágica muerte de . De no ser por el sorpresivo fallecimiento del mítico jugador de Los Angeles Lakers, la comunidad mundial de baloncesto estaría hablando del triunfo del joven de 19 años.

Juega en los New Orleans Pelicans, fue elegido primero del Draft 2020 (evento en el que los equipos de la NBA eligen a los mejores jugadores universitarios) por sus espectaculares actuaciones en la Universidad de Duke, y recién debutó el miércoles pasado porque se lesionó antes del inicio de la temporada (octubre del año pasado).

Sus primeros minutos como profesional fueron de ensueño. Aunque su arranque dejó dudas: registró cinco puntos y cuatro pérdidas de balón en los tres cuartos iniciales. Zion, un chico que pesa 130 kilos y mide casi 2 metros, se destapó en el último periodo. Anotó 17 puntos consecutivos en 188 segundos. Es decir, ningún otro jugador de su equipo embocó una canasta en ese lapso de tiempo. Y solo los grandes cracks son capaces de hacer eso en una noche de NBA. Zion lo hizo en su debut.

No solo fue una ráfaga de varios puntos seguidos, sino que el juvenil lanzó cuatro triples en la misma cantidad de intentos. Con esto logró un nuevo récord: es el primer rookie que anota sus primeros cuatro intentos detrás de la media luna. En total anotó 22 puntos, el mayor número de un debutante en menos de 20 minutos de juego. Eso no es todo. Con su actuación, se convirtió en el mejor debutante de los New Orleans Pelicans, con lo que superó nada menos que Anthony Davis, hoy estrella de Los Angeles Lakeres, equipo candidato al título.

En la secundaria, Zion Williamson no se caracterizó por ser un gran tirador de tres puntos, pero la lesión que lo dejó varios meses fuera de las canchas lo ha ayudado a mejorar su lanzamiento exterior. “Cuando no puedes moverte ni hacer movimientos explosivos durante un tiempo, lo único que puedes hacer es tirar. Supongo que este partido es el resultado de eso. De todas maneras lo único en lo que pensaba era en ganar. Ha sido dura la derrota", confesó el chico que, con solo 9 años, se despertaba a las 5:00 a.m. para entrenar. Desde pequeño soñaba con convertirse en una figura de este deporte.

Los Pelicans perdieron el encuentro ante los San Antonio Spurs, pero Zion tuvo un debut a la altura de las expectativas. Nick Wright, uno de los periodistas televisivos que más sobre sobre básquet, se mostró alucinado. “Es un fenómeno. Lo que hizo en este partido, en su primer partido como profesional, acercando a su equipo a un partido que parecía perdido, fue impresionante. Esto es lo que esperaba de un futura estrella de la Liga”, aseguró en el programa “First Things First”.

Su capacidad de salto es una de las cosas que más llama la atención de la prensa especializada y los fanáticos del básquet.
Su capacidad de salto es una de las cosas que más llama la atención de la prensa especializada y los fanáticos del básquet.

El viernes pasado, Zion jugó su segundo encuentro. Esta vez ante los poderosos Denver Nuggets. De nuevo fue derrota de los Pelicans (113-106), pero el nacido en Carolina del Norte demostró nuevamente por qué es el atleta que más expectativas ha generado desde que LeBron James apareció en la NBA en el 2003 y Kobe Bryant debutó en el año 1996.

15 puntos, 6 rebotes, un robo y un tapón en 21 minutos en cancha fue su producción. El tapón, valgan verdades, vale por más de uno.

Leandro Fernández, periodista de NBA Latam, explicó por qué ya es histórico lo que está haciendo Zion.

“Hasta aquí solo vimos ráfagas, pero se puede decir que lo suyo es histórico en relación a un aspecto. Si sumamos sus dos presentaciones, el ex Duke acumuló 15-20 en lanzamientos de campo. Ese 75% de acierto, según Elias Sports, es el mejor de todos los tiempos para los dos primeros partidos de un jugador en la era del reloj de posesión (desde 1954-1955), con un mínimo de 20 intentos. Hablamos de más de 300 jugadores que acumularon al menos 20 tiros de campo en sus dos primeras presentaciones. ¿Nada mal, no?”, escribe.

Este domingo, Williamson ganó su primer encuentro como profesional y lo hizo nada menos que ante los Boston Celtics. El partido también le sirvió para marcar su primer doble-doble de la temporada. Anotó 21 puntos y bajó 11 rebotes. Además, sumó dos asistencias y un robo de balón. Culminado el encuentro, habló sobre el fallecimiento de Kobe Bryant, a quien no tuvo la suerte de conocer personalmente. “Significó mucho para mí, para mi crecimiento. Le tenía admiración y respeto. Estudiaba sus movimientos en ataque y es muy duro ahora hablar de su muerte, como la de su hija”, dijo a un grupo de periodistas.

Hoy, a las 7:30 p.m. hora peruana, Zion disputará su cuarto encuentro como profesional ante los Cleveland Cavaliers. ¿Qué nos seguirá regalando el talento más llamativo de los últimos 17 años?