Carlos Vives tiene toda una serie de objetivos para recuperar el barrio de Pescaíto. Su sueño es convertirlo en un espacio como La Boca, en Argentina.
Carlos Vives tiene toda una serie de objetivos para recuperar el barrio de Pescaíto. Su sueño es convertirlo en un espacio como La Boca, en Argentina.
Ana Núñez

La mayoría de canciones del hombre que puso de moda el vallenato en Latinoamérica en los 90 habla de su tierra y eso no es casual. estuvo en su natal Santa Marta (Colombia) para inaugurar una ludoteca en el humilde barrio de Pescaíto. “Involucrarse en el desarrollo de mi gente es lo natural, lo correcto”, afirma.

Los son las pasiones de Carlos Vives: la música y el fútbol; y uno su gran amor: Santa Marta, distrito colombiano bañado por las claras aguas del mar Caribe en el que nació hace 58 años. Cantarle a Santa Marta no ha sido suficiente para que Vives exprese todo su amor por su ciudad natal, así que el hombre que en los 90 puso de moda el vallenato en toda América Latina creó en el 2015 la fundación Tras la Perla de América, una iniciativa desde la que busca articular esfuerzos para mejorar la calidad de vida de su gente. En el corazón de Santa Marta se encuentra Pescaíto, un barrio tan humilde como alegre, cuyas calles recorrió el pequeño Vives casi medio siglo atrás y en cuya histórica cancha de La Castellana se forjaron grandes figuras del fútbol colombiano, como Carlos el ‘Pibe’ Valderrama. La semana pasada, el cantante volvió una vez más hasta ese corazón de Santa Marta para inaugurar una ludoteca que beneficiará a 1.200 niños y adolescentes, y para renovar esos tácitos votos de amor eterno con su tierra.

Si bien la fundación de Vives lideró la colaboración de los distintos aliados, lo hermoso de esta experiencia fue que la ludoteca –un espacio que hasta hace algunos meses era una antigua casa ubicada en la esquina de la calle 8 con la carrera 6– fue levantada tras cuatro días de arduo trabajo en el que se unieron los propios pobladores de la zona con más de 70 miembros de Piedra, Papel, Tijera, programa de voluntariado corporativo de la empresa de telecomunicaciones DIRECTV, que desde hace diez años desarrolla acciones de alto impacto en distintas zonas de América Latina.

-JUNTOS POR EL BARRIO-
“Carlos, acá estamos, poniendo el hombro por ti. Hemos trabajado mañana, tarde y noche porque estamos contigo”. Un anciano de la zona había logrado acercarse a Vives pese a la gran cantidad de voluntarios y pobladores que pugnaban por llegar hasta él. Vives se acercó al pescaitero y le extendió la mano: “Yo lo sé y todo esto es para ustedes, porque no vamos a esperar que lo hagan otros. Nosotros mismos vamos a hacer las cosas que hagan falta para Pescaíto”.

Aunque el barrio en que nació Carlos Vives no es el mismo Pescaíto, ha sido adoptado prácticamente como un pescaitero más. La presencia del cantante es continua en esa zona, donde no solo ha grabado canciones y videos inspirados en Pescaíto, sino que también ha llegado en varias ocasiones para meterse una pichanguita en la cancha de La Castellana, como la que jugó en mayo del 2016 con el ‘Tigre’ Radamel Falcao, también nacido en Santa Marta.

De hecho, durante la conversación que tuvimos con Carlos Vives tras la inauguración de la ludoteca La Casa de los Pescaítos, el cantante y compositor comentó que durante toda su vida ha buscado no tener que irse de su tierra, pues considera que involucrarse en el desarrollo de ella “es lo natural y lo correcto”.

carlos vives

“Yo elegí hacer música de mi país a pesar de todo lo que me decía todo el mundo: pero no te vas a proyectar, no te vas a exportar... Y les confieso, eso en el fondo me producía un gran alivio, porque nunca quise irme de mi lugar. Nunca quise irme, aunque me tocó irme. Y en una época de mi vida hice un álbum que se llamaba La tierra del olvido, cuando me di cuenta de que, de pronto, podía irme y olvidarme de todo eso. Por eso escribí ese álbum, para quedarme. Y aquí estoy. Y aunque tengo que viajar mucho, sé que siempre hay tiempo para volver y traer todo eso que aprendo en sus países para hacer esto”, dijo ante periodistas latinoamericanos.

Vives hizo un paralelo entre Pescaíto y otros barrios humildes de toda Latinoamérica y contó los sueños que tiene de convertir a Pescaíto en un espacio cultural como La Boca, en Argentina. “Pescaíto tiene la identidad de los barrios populares de Latinoamérica. Son un poquito las tierras del olvido [como dice la letra de una de sus canciones]. Y creo que este es el lugar ideal para repetir lo que se hizo en La Boca, por su historia de fútbol y de cultura. Santa Marta fue la cuna del carnaval que vino de Canarias. Santa Marta fue la primera ciudad fundada en esta costa de Sudamérica desde Santo Domingo. Y por Pescaíto, como puerto, recibimos muchas cosas. Todo eso con el tiempo se fue perdiendo y vamos a rescatarlo”, aseguró “a su manera, despelucado...”. //

carlos vives regresa a casa

-PIEDRA, PAPEL, TIJERA-
La construcción de la ludoteca de Pescaíto es una acción que se realizó como parte de las celebraciones por los diez años de Piedra, Papel, Tijera, un programa de voluntariado corporativo de la empresa de telecomunicaciones DIRECTV.

Entre el lunes 12 y el jueves 15 de agosto (día de la inauguración de la ludoteca), unos 80 voluntarios llegaron desde distintas partes del continente americano para poner el hombro. Cada jornada terminó en una fiesta de todos los acentos y nacionalidades.

En la ludoteca La Casa de los Pescaítos se impartirá talleres no solo para los niños, sino también para sus padres.