Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hace unas semanas se realizó el congreso Conectados, una reunión para que los docentes de las compartan sus experiencias sobre la virtualización de sus clases durante la pandemia. El Comercio conversó con Jorge Mori, titular de la Dirección General de Educación Superior Universitaria (Digesu), del , sobre lo avanzado en materia de enseñanza remota y virtual, y los retos que deben asumir las próximas autoridades.

LEE TAMBIÉN: Becas BCP, una oportunidad para que jóvenes talentos logren ser profesionales técnicos

—¿Cómo se ha afrontado el reto de la educación virtual universitaria?

En el 2020, el tuvo como objetivo que todas las universidades públicas pudieran continuar brindando el servicio educativo en la modalidad de educación remota de emergencia. Se sacó una normativa y, a la vez, hubo financiamiento para el fortalecimiento de la y la continuidad de los estudiantes. Se obtuvieron los recursos necesarios para ampliar la conectividad y para la compra de servidores web. Desarrollamos también un programa de capacitación y atención técnica para los docentes, convocando a organizaciones internacionales. Estuvo financiado por el Programa para la Mejora de la Calidad y la Pertinencia de los Servicios de Educación Superior Universitaria y Tecnológica (), que tenemos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

MIRA: Universidad en línea: un factor clave para la equidad e inclusión

—¿Cómo aparece la plataforma Conectados?

Tras lograr que el 100% de las inicien clases de manera remota, . Se trata de una plataforma que funciona como repositorio y que cuenta con recursos, materiales y guías para los docentes universitarios que tuvieron que cambiar de ‘switch’ el año pasado. Pero, además, a fines de mayo el organizó el , con el objetivo de darle un espacio no solo de capacitación para todos los docentes, sino para que también puedan presentar sus experiencias exitosas en la virtualización en diferentes materias.

“Se obtuvieron los recursos necesarios para ampliar la conectividad y para la compra de servidores web”.


—¿Cuál será el reto para los años que vienen?

Ha sido muy importante el rol del docente de universidad pública peruana, considerando que este cambio de mentalidad –de lo presencial a lo virtual– se ha dado en un contexto de emergencia, y pese a ello, se logró que todas las universidades públicas brinden este tipo de educación remota, sin importar las dificultades y deficiencias que conocemos. Como , ahora tenemos dos rutas: la primera es seguir aprendiendo, porque si bien en el 2020 hemos logrado detener la deserción de estudiantes, también es cierto que hay carreras que se han visto perjudicadas por la pandemia, como las de ciencias de la salud o aquellas en las que se necesita mucho campo. Y la otra ruta de trabajo es aquella que nos permite decir que hemos pasado por una educación remota de emergencia, que se ha emitido una normativa relacionada, pero ahora la idea es cómo ese financiamiento y la construcción de capacidades digitales se pueden convertir en una oferta permanente semipresencial o virtual, licenciada por la Sunedu. Esas dos rutas nos llevarán a convertir esa educación remota de emergencia en una educación virtual de calidad. Eso es parte de lo que se presentó en el .


TE PUEDE INTERESAR



SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...