Durante la última edición de la Feria de Electrónica de Consumo (CES), en Las Vegas, una de las principales atracciones fue la presentación de televisores inteligentes con la capacidad de reconocer gestos y voz. En aquel momento se habló de fin del control remoto como una realidad no muy lejana.

La hipótesis cobra fuerza con la última tecnología mostrada en la Feria Internacional de Electrónica de Berlín (IFA) por la compañía china Haier. Se trata de un sistema que permite manipular el televisor con los movimientos de los ojos.

Christophe Chancenest, director de márketing para Europa de Haier, indicó que esto es posible gracias a un captor ubicado entre el usuario y la pantalla. El aparato reconoce estos movimientos. Por ejemplo, si el usuario mira hacia el suelo aparece en la pantalla el nivel del volumen del televisor. Mira hacia la izquierda y el volumen baja. Mira hacia la derecha y sube.

Se trata del primer prototipo de mando a distancia con la mirada. Con un simple movimiento de ojos, el televidente puede cambiar el volumen, el programa o hacer desfilar el menú. Con un parpadeo hace la selección, etc.

Se trata de un producto que aún está en fase de prueba que se suma a los controles a través del gesto, la voz o el teléfono inteligente que son ya una realidad en los nuevos televisores conectados a Internet (Smart TV).