saturno
saturno
Redacción EC

es uno de los planetas dentro del que mayor interés causa en algunas personas, por sus anillos, por su tamaño o su composición, este gigante presenta más dudas que respuestas cuando de analizarlo se trata. Ahora, un nuevo reporte ha demostrado que sus anillos están cubiertos de partículas de Encélado, la mayor luna que lo orbita.

Los datos que llegaron en las semanas finales de la sonda en la colaboración de la NASA y la ESA, Cassini, mostraron evidencia sobre estos anillos, así como las cinco lunas que se encuentran cerca de esta zona, de partículas especiales que ayudarían a los científicos a explicar cualquier diferencia en el color entre las lunas y su anillo adyacente, dicen los autores de una nueva investigación.

Estas pequeñas lunas interiores tienen morfologías inusuales, y sus propiedades ópticas están determinadas por dos procesos en competencia. La formación de estos cuerpos celestes, así como de los anillos de Saturno, generan dudas sobre si se formaron a partir de la ruptura de una luna interior o, por el contrario, si la consolidación del material de anillo existente formó las lunas.

Gracias los últimos viajes de Cassini, que orbitó entre el planeta y sus anillos, pasando cerca de estas lunas -llamadas Pan, Daphnis, Atlas, Pandora y Epimetheus- que forman parte del círculo más cercano al planeta dentro de los más de 60 satélites naturales que tiene Saturno, ahora se puede conocer con mayor detalle algunas de sus características.

El nuevo análisis involucró a varios instrumentos a bordo de la sonda. De estos sobrevuelos y los datos capturados, Bonnie Buratti, del Instituto de Tecnología de California, informa que no existen otras partículas volátiles además del hielo de agua en las lunas del anillo. Mientras que la geología de las lunas se conformó por una historia compleja, incluida la formación de surcos causada por las tensiones de marea.

"Emol", GDA

Síguenos en Twitter...