Dosis de AstraZeneca contra el coronavirus. (Foto: Bloomberg)
Dosis de AstraZeneca contra el coronavirus. (Foto: Bloomberg)
Redacción EC

En el Perú se aplica desde abril la vacuna contra el de la farmacéutica AstraZeneca. En el país, más de 2,7 millones de personas han recibido la primera dosis y 1,2 millones, ambas dosis.

MIRA: Canadá aprueba mezclar las dosis de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer

Los más recientes resultados reportados en EE.UU. muestran que la vacuna de Oxford/AstraZeneca es segura y eficaz. Los ensayos clínicos llevados a cabo en 32 mil voluntarios mostraron que es 79% eficaz contra la infección sintomática de COVID-19 y 100% eficaz en prevenir casos graves de la enfermedad.

En los últimos meses, la vacuna ha sido cuestionada por su posible relación con coágulos de sangres. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomiendan seguir utilizándola porque sus beneficios son mucho mayores que sus posibles riesgos.

MIRA: El “hongo negro” y COVID-19: lo que debes saber sobre esta peligrosa enfermedad
A pesar de los posibles efectos secundarios, los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan los riesgos. (GETTY IMAGES)
A pesar de los posibles efectos secundarios, los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan los riesgos. (GETTY IMAGES)

¿Cómo funciona?

La vacuna de AstraZeneca usa la tecnología de “vector viral”; es decir, emplea un virus modificado como vehículo que transporta información genética del coronavirus SARS-CoV-2 a las células. Esta información hace que las células produzcan la proteína S, parte clave del coronavirus. El organismo detecta su presencia y crea anticuerpos contra ella. Así, la persona estará preparada para afrontar al COVID-19.

Este vector viral, que es un adenovirus de chimpancé, no tiene la capacidad de producir COVID-19 porque solo tiene la información de un fragmento del virus.

MIRA: COVID-19 | ¿Cuál es la cantidad de la población mundial que debe estar vacunada para acabar con la pandemia?

La fase III de los ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca, llamada ChAdOx1 nCoV-19, se lleva a cabo en Brasil, Sudáfrica y Perú.

Para ingresar a la célula, el virus SARS-CoV-2 se une a una molécula en la superficie de la célula (su receptor). (Foto: SCIENCE PHOTO LIBRARY)
Para ingresar a la célula, el virus SARS-CoV-2 se une a una molécula en la superficie de la célula (su receptor). (Foto: SCIENCE PHOTO LIBRARY)

Efectos secundarios raros

La vacuna de AstraZeneca, que necesita una refrigeración mucho menor que las de ARNm como Pfizer y Moderna, ha sido cuestionada por su posible vínculo con casos de coágulos de sangre en algunas personas que recibieron la vacuna.

Ante ello, algunos países europeos suspendieron su uso, pero dieron marcha atrás luego de que la OMS y la EMA evaluaran los datos recientes y concluyeran que deben seguir siendo utilizadas porque los beneficios de la vacunación son mucho mayores que los posibles riesgos.

Ambas entidades recomendaron que los coágulos de sangre deben ser considerados efectos adversos raros de las vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson, que también ha sido vinculada con casos de trombosis.

Para la EMA, hay un “posible vínculo” entre estos problemas sanguíneos poco comunes y la administración de los fármacos de AstraZeneca y J&J. La OMS considera que el vínculo es probable, pero aún no ha sido probado.

Los problemas de trombosis por la vacuna de AstraZeneca se dieron en “mujeres de menos de 60 años”, según la EMA.

Las vacunas de AstraZeneca y J&J han generado dudas sobre algunos países europeos por sus posibles efectos secundarios. (Foto: EFE/EPA/ANTONIO DASIPARU)
Las vacunas de AstraZeneca y J&J han generado dudas sobre algunos países europeos por sus posibles efectos secundarios. (Foto: EFE/EPA/ANTONIO DASIPARU)

No se trata de simples trombosis, como las flebitis, sino de afecciones muy poco comunes. Primeramente, por su localización: afectan las venas cerebrales y en menor medida, el abdomen, indicó el martes la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) sobre Johnson & Johnson (J&J), tras haber hecho los mismos comentarios el 13 de abril sobre AstraZeneca.

Estas patologías se presentan a la par con una caída del nivel de plaquetas sanguíneas, por lo que a la vez de coágulos sanguíneos, el paciente puede sufrir hemorragias.

Las dos vacunas son “la causa probable” de estos episodios tan atípicos, estimó por su parte hace una semana un responsable de la FDA, Peter Marks.

¿Qué tan frecuente es?

Estos episodios de coágulos de sangre son muy poco comunes. La EMA evaluó los datos de todo el mundo y estima que el riesgo de trombosis es de alrededor de 0.5% en 100.000 en personas menores de 60 años que han recibido la vacuna AstraZeneca.

Es más probables presentar trombosis cuando tenemos COVID-19 que cuando recibimos la vacuna. En el primer caso, la probabilidad es de 16,5%; en el segundo, solo 0,0004%.

Según el Observatorio de Medicamentos de Alto Impacto Financiero de la Universidad Nacional de Colombia, es 120 veces más probable que una persona sufra daño por un accidente de tránsito que presentar trombosis por la vacuna.

¿A qué se debe?

Estos problemas podrían estar relacionados con la técnica de ambas vacunas de “vector viral”. Ambas utilizan un adenovirus, un tipo de virus muy corriente. El de AstraZeneca es un adenovirus de chimpancé y el de J&J es uno humano.

“Todo indica que se debe al vector adenovirus”, explicó en Twitter Mathieu Molimard, especialista francés en farmacología, recordando que este tipo de problemas no se da con las vacunas de Pfizer/BioNTech y la de Moderna, que utilizan la técnica de ARN mensajero.

Por ahora, se desconoce si estas patologías también se registran con otra vacuna que emplea adenovirus, la rusa Sputnik.

Con información de AFP

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Presidente Sagasti recibe 276 000 dosis de vacuna AstraZeneca
Presidente Sagasti recibe 276 000 dosis de vacuna AstraZeneca

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: