Representación artística de una explosión cósmica. (Foto: NASA)
Representación artística de una explosión cósmica. (Foto: NASA)
Redacción EC

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto la mayor explosión detectada en el universo desde su origen hace 13.700 millones de años, según da cuenta un estudio publicado en la revista

El gigantesco estallido tuvo lugar en el cúmulo de galaxias de Ofiuco, ubicado a 390 millones de años luz de la Tierra, detallan los investigadores de EE.UU. y Australia en el trabajo.

El evento cósmico se dio en el centro activo de una galaxia ubicada en el mencionado cúmulo. Allí, afirman los autores, se encuentra un agujero negro supermasivo.

La evidencia de la mayor explosión observada en el universo proviene de una combinación de datos de rayos X de Chandra y XMM-Newton, y otros telescopios. (NASA/ESA)
La evidencia de la mayor explosión observada en el universo proviene de una combinación de datos de rayos X de Chandra y XMM-Newton, y otros telescopios. (NASA/ESA)

“Parece ser un fósil muy viejo de un estallido en un núcleo galáctico activo, el más poderoso visto en cualquier cúmulo de galaxias”, indican los científicos.

La importancia de esta detección es que no hay registro de una explosión más energética desde que los científicos estudian el cosmos. Es cinco veces mayor que cualquier otra explosión estelar detectada hasta el momento, afirma El País.

Según explica Simona Giantucci, del Laboratorio de Investigación Naval de EE UU y coautora del estudio, la explosión fue tan grande que causó un enorme orificio en la nube de gas que orbita el agujero negro. Es tan grande esta región que pueden caber 15 galaxias como la Vía Láctea.

La experta indica que en el pasado este “agujero” fue detectado pero su causa no fue atribuida a una explosión, pues los astrónomos creían que esta sería muy grande como para haber ocurrido.

Los investigadores estudiaron dicho agujero en el cúmulo de galaxias Ofiuco con los telescopios espaciales de rayos X Chandra y XMM Newton. Los datos obtenidos, indica el trabajo, se corresponden con una gran explosión cósmica.

“Tener la información combinada de rayos X y radiotelescopios ha revelado esta fuente extraordinaria, pero se necesitarán más datos para responder a las muchas preguntas restantes que plantea este objeto cósmico”, añadió Melanie Johnston-Hollitt, coautora del Centro Internacional de Radioastronomía en Australia.

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter:


TAGS RELACIONADOS