Redacción EC

En una ceremonia realizada en el Salón Dorado de Palacio de Gobierno, el presidente Francisco Sagasti condecoró a la doctora Ruth Shady, y al doctor Uriel García con la Orden “Al Mérito por Servicios Distinguidos”, en el grado de Gran Cruz, por su destacada trayectoria personal y profesional, y por su contribución a las ciencias y humanidades.

Esta distinción es concedida por el Estado Peruano a ciudadanos peruanos y extranjeros por servicios distinguidos debidamente calificados prestados a la Nación o por méritos sobresalientes. Se trata de la segunda en importancia, después de la Orden El Sol del Perú.

“Yo creo que, en situaciones como esta, reconocer a tres personas como ustedes, es lo menos que podemos hacer para demostrar que hay peruanos y peruanas que dan el ejemplo de lo que es vocación de servicio y de lo que debe hacerse por nuestro país”, dijo el mandatario en Salón Dorado de Palacio de Gobierno, según reporta la agencia Andina.

“Al condecorar esta tarde a Ruth Shady, y al doctor Uriel García, estamos reconociendo de manera simbólica, pero muy significativa, la trayectoria de tres peruanos muy destacados que por mérito propio han inscrito sus nombres y su legado entre las páginas más gratas y ejemplares de la historia de nuestro país”, destacó.

Tres labores incansables

De acuerdo con la agencia oficial, el doctor Uriel García fue distinguido por su destacada trayectoria y sus valiosos aportes a la medicina, así como por su vocación de servicio desde un puesto público en el campo de la salud, donde se caracterizó por su vocación social, constancia, pasión y tenacidad.

Ceremonia de condecoración con la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos, en el grado de Gran Cruz, al doctor Uriel García. (Foto: ANDINA/Prensa Presidencia)
Ceremonia de condecoración con la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos, en el grado de Gran Cruz, al doctor Uriel García. (Foto: ANDINA/Prensa Presidencia)

En el caso de la doctora Ruth Shady, se reconoció su investigación, puesta en valor, conservación y protección de la ciudad sagrada de Caral, Supe, así como su desempeño como principal gestora de la declaración de dicha ciudad sagrada como Patrimonio Mundial de la Unesco en el 2009.

Ceremonia de condecoración con la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos, en el grado de Gran Cruz, a la doctora Ruth Shady. (Foto: ANDINA/Prensa Presidencia)
Ceremonia de condecoración con la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos, en el grado de Gran Cruz, a la doctora Ruth Shady. (Foto: ANDINA/Prensa Presidencia)

El ingeniero Tomás Unger recibió la distinción en reconocimiento a su sobresaliente trayectoria profesional en el campo del periodismo científico como uno de los mayores divulgadores en actividad de la ciencia en el Perú.

Ceremonia de condecoración con la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos, en el grado de Gran Cruz, al ingeniero Tomás Unger, colaborador de El Comercio. (Foto: ANDINA/Prensa Presidencia)
Ceremonia de condecoración con la Orden Al Mérito por Servicios Distinguidos, en el grado de Gran Cruz, al ingeniero Tomás Unger, colaborador de El Comercio. (Foto: ANDINA/Prensa Presidencia)

La ciencia para todos

Este año, el ingeniero Unger cumple 40 años escribiendo semanalmente, sin falta, una página semanal sobre temas de ciencia y tecnología en El Comercio. Sin embargo, son 65 años que lleva dedicados a la divulgación científica. También escribió en “La Prensa”, “Correo” y “Expreso”.

Todo empezó a inicios de los ochenta, cuando Alejandro Miró Quesada lo convoca para que haga la página de Ciencias y de Autos en el Diario. Hasta el momento ha publicado más de 2.000 páginas en El Comercio.

Este año, el ingeniero Unger cumple 40 años escribiendo semanalmente, sin falta, una página semanal sobre temas de ciencia y tecnología en El Comercio. (Foto: El Comercio)
Este año, el ingeniero Unger cumple 40 años escribiendo semanalmente, sin falta, una página semanal sobre temas de ciencia y tecnología en El Comercio. (Foto: El Comercio)

Su pasión por los autos y, luego, por la tecnología nació siendo él muy chico, aún viviendo en Polonia: “Tendría 6 años, en Polonia. Me guardé mi propina y, saliendo del colegio, había una estación de taxis donde había llegado un carro francés nuevo. Era el Citroen 11 que, 23 años después, en el Perú, fue también mi primer carro. Ese mismo carro estaba de taxi en Polonia y yo lo tomé. Gasté toda mi propina para ir en ese carro y ver cómo era, para sentarme adelante, junto al chofer… Ahora, el medio de transporte urbano para mí no es un auto, sino un ómnibus. Es absurdo un transporte individual en una ciudad. El auto como medio de transporte es muy ineficiente. Observa el tráfico urbano a las 9 de la mañana: enormes autos que ocupan 15 metros cuadrados cada uno, una sola persona llevando 1.500 kilos de fierro. Y ahora en Lima los promedios son ridículos: menos de diez kilómetros por hora. Un hombre en bicicleta, yendo a paso de cansado, va a 15 kilómetros por hora”, contó en el 2018 a El Comercio.

En diálogo con “Somos” el año pasado, comentó cómo sus maestros fueron clave en su afán por conocer siempre más y compartir el conocimiento: “‘Hace 74 salí del colegio Champagnat, pero difícilmente olvido a tres maestros que me marcaron, los hermanos maristas Andrés, José y Buenaventura’. Todos lo motivaron a satisfacer esa curiosidad por el mundo que ya se había sembrado antes en casa”.

El ingeniero Unger sigue escribiendo .

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más


VIDEO RELACIONADO

Ruth Shady denuncia amenazas en contra de su vida


“Dicen que nos van a enterrar 5 metros bajo el suelo”: Ruth Shady reclama ayuda de la Policía


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...



TAGS RELACIONADOS