Hechos de células de rana, estos organismos diseñados por computadora reúnen células individuales dentro de una "boca" en forma de Pac-Man y liberan "bebés" de Xenobot que se ven y se mueven como ellos mismos. (DOUGLAS BLACKISTON Y SAM KRIEGMAN)
Hechos de células de rana, estos organismos diseñados por computadora reúnen células individuales dentro de una "boca" en forma de Pac-Man y liberan "bebés" de Xenobot que se ven y se mueven como ellos mismos. (DOUGLAS BLACKISTON Y SAM KRIEGMAN)
Redacción EC

Nuevos xenobots o robots vivientes diseñados por Inteligencia Artificial han revelan una forma completamente nueva de autorreplicación biológica.

MIRA: Crean una inteligencia artificial para que los robots vean el mundo como humanos

Hechos de células de rana, estos organismos diseñados por computadora reúnen células individuales dentro de una ‘boca’ en forma de Pac-Man y liberan ‘bebés’ de Xenobot que se ven y se mueven como ellos mismos. Luego, la descendencia va y hace lo mismo, una y otra vez.

El mismo equipo de las universidades de Vermento, Tufts y Harvard que construyó los primeros robots vivientes (“Xenobots”, ensamblados a partir de células de rana, según se informó en 2020) ha descubierto que estos organismos diseñados por computadora y ensamblados a mano pueden nadar en su pequeño disco de laboratorio, encontrar células individuales, reunir cientos de ellas juntos, y ensamblar “bebés” Xenobots dentro de su “boca” en forma de Pac-Man que, unos días después, se convierten en nuevos Xenobots que se ven y se mueven como ellos mismos.

MIRA: Ametralladora robot: crean un sistema para estabilizar y perfeccionar el disparo de un francotirador

“Con el diseño correcto, se replicarán espontáneamente”, dice en un comunicado Joshua Bongard, científico informático y experto en robótica de la Universidad de Vermont, que codirigió la nueva investigación, publicada en PNAS.

“Estas son células de rana que se replican de una manera muy diferente a cómo lo hacen las ranas. Ningún animal o planta conocida por la ciencia se replica de esta manera, dice Sam Kriegman, autor principal del nuevo estudio, investigador postdoctoral en el Centro Allen de Tuft y en el Instituto Wyss de Ingeniería de Inspiración Biológica de la Universidad de Harvard.

MIRA: LEO, el robot que puede caminar en la cuerda floja | VIDEO

Por sí solo, el padre Xenobot, compuesto por unas 3.000 células, forma una esfera. “Estos pueden producir crías, pero luego el sistema normalmente se extingue después de eso. De hecho, es muy difícil lograr que el sistema se siga reproduciendo”, dice Kriegman.

Pero con un programa de inteligencia artificial que trabaja en el cúmulo de supercomputadoras Deep Green en Vermont Advanced Computing Core de UVM, un algoritmo evolutivo pudo probar miles de millones de formas corporales en simulación (triángulos, cuadrados, pirámides, estrellas de mar) para encontrar aquellas que permitieran a las células ser más eficaces en la replicación “cinemática” basada en el movimiento informado en la nueva investigación.

“Le pedimos a la supercomputadora de la Universidad de Vermont que averiguara cómo ajustar la forma de los padres iniciales, y la IA ideó algunos diseños extraños después de meses de trabajo, incluido uno que se parecía a Pac-Man”, dice Kriegman. “Es muy poco intuitivo. Parece muy simple, pero no es algo que se le ocurriera a un ingeniero humano. ¿Por qué una boca pequeña? ¿Por qué no cinco? Le enviamos los resultados a Doug y él construyó estos Xenobots parentales con forma de Pac-Man. Entonces esos padres construyeron hijos, quienes construyeron nietos, quienes construyeron bisnietos, quienes construyeron tataranietos“. En otras palabras, el diseño correcto amplió enormemente el número de generaciones.

La replicación cinemática es bien conocida a nivel de moléculas, pero nunca antes se había observado a escala de células u organismos completos.

Algunas personas pueden reaccionar con preocupación ante la noción de una biotecnología autorreplicante, pero los investigadores explican que su objetivo es una comprensión más profunda de la propiedad de la replicación.

”El mundo y las tecnologías están cambiando rápidamente. Es importante, para la sociedad en su conjunto, que estudiemos y comprendamos cómo funciona”, indicó Bongard.

El científico añadió que estas máquinas vivientes de tamaño milimétrico, “contenidas por completo en un laboratorio, fácilmente extinguibles y examinadas por expertos en ética” no son lo que le quita el sueño, pues lo que supone un riesgo es la próxima pandemia, la aceleración del daño a los ecosistemas o la intensificación de las amenazas por el cambio climático, indicó.

Agencias

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Presentan en Tailandia el primer robot asistente quirúrgico
Médicos tailandeses presentaron el primer robot asistente quirúrgico diseñado con el apoyo del Ministerio de Salud del país. null

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS