La enfermedad del coronavirus y la gripe tienen muchas similitudes y diferencias. (Foto: Pixabay)
La enfermedad del coronavirus y la gripe tienen muchas similitudes y diferencias. (Foto: Pixabay)
Redacción EC

La temporada de verano suele facilitar la propagación de una serie de enfermedades y patologías comunes, entre ellas, un simple resfriado o hasta una neumonía por neumococo, cuyos síntomas pueden ser confundidos con los causados por el .

MIRA: COVID-19 | ¿Qué sabe la ciencia sobre el efecto de las vacunas contra el coronavirus en niños?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tres de las 10 enfermedades que causan más muertes a nivel mundial son respiratorias y muchas de estas tienen síntomas similares que podría confundirse fácilmente. Por ello, especialistas de la Asociación Una vida por Dakota, dan a conocer las diferencias de estas enfermedades para poder conocerlas y tratarlas de forma inmediata:

1. Resfriado

Los cambios constantes de temperatura suelen favorecer la aparición de resfriados durante el verano, la causa más común son los rinovirus, que son ocasionados al pasar del calor al frío y viceversa, lo que puede provocar una irritación de las mucosas nasales que facilita la entrada de esos agentes. Los niños menores de cinco años tienen mayor riesgo de contraer estos resfriados y los adultos mayores suelen tener estos resfriados dos a tres veces al año.

MIRA: El problema con la ivermectina, por Elmer Huerta
  • Síntomas: los síntomas de un resfriado común suelen aparecer de uno a tres días de contagio y pueden variar de persona a otra, entre ellos tenemos, congestión o goteo nasal, dolor de cabeza leve y estornudos frecuentes.
  • Prevención: para evitar un resfriado común es importante lavarse las manos frecuentemente, desinfectar las cosas de casa especialmente cuando alguien de tu familia este resfriado, desinfectar juguetes de los niños que suelen estar por diferentes superficies, no compartir cubiertos, comer saludable y hacer ejercicio.
  • Tratamiento: los resfriados suelen ser de origen viral y las personas se recuperan de un resfriado común en una semana o 10 días, sin necesidad previa de medicamentos. Es importante descansar y alimentarse saludablemente.

2. Neumonía

Son varios los virus o bacterias que pueden causar neumonía, siendo el neumococo el principal responsable de esta enfermedad que genera inflamación de los alvéolos pulmonares que empiezan a llenarse de líquido o pus localizados en una zona del pulmón, la cual puede afectar a personas de todas las edades. Sin embargo, son los adultos mayores la población más vulnerable.

  • Síntomas: Se puede identificar a una persona con neumonía debido al dolor torácico, tos seca, expectoración purulenta, en ocasiones con sangre y fiebre con escalofríos, que puede durar tan solo unos días.
  • Prevención: Las personas mayores de 60 años deben de vacunarse contra el neumococo, pues previene enfermedades como la neumonía, bacteriemia, meningitis entre otras. La aplicación de esta vacuna en adultos es una sola dosis para toda la vida. Para encontrar el centro de vacunación cercano a tu domicilio ingresa a la web , donde encontrarás más de 8 mil establecimientos de salud que aplican la vacuna contra el neumococo de manera gratuita.
  • Tratamiento: Es necesario realizarse una placa de tórax para revisar si los pulmones están inflamados por el virus bacteriano de la neumonía y el tratamiento inmediato es con antibióticos.

3. El COVID-19

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 genera la enfermedad llamada COVID-19. En cambio, la gripe es producto de los virus de la influenza A y B y la neumonía es causada por neumococo. El riesgo de desarrollar una forma grave de COVID-19 aumenta con la edad, por lo que los adultos mayores son quienes están en mayor riesgo.

  • Síntomas: al principio, se le puede confundir con la neumonía o una gripe por ciertas similitudes como la fiebre y tos. Sin embargo, puedes identificarlo por la dificultad para respirar, falta de aire, pérdida del olfato o el gusto, dolor de garganta, dolores musculares y corporales, en algunos casos, diarrea o conjuntivitis.
  • Tratamiento: hoy no hay un tratamiento específico para curar o prevenir esta enfermedad, puesto que es un virus nuevo que aún sigue bajo estudios y es muy cambiante, pero más de 200 alternativas de tratamiento se están probando actualmente, según la Organización Panamericana de la Salud. Los médicos suelen tratar los síntomas. En los casos más graves, el oxígeno e incluso ventilación mecánica son las mejores alternativas. Existen formas de evitar el contagio, como el distanciamiento social, el uso de mascarillas y la higiene de manos.
  • Diagnóstico: se requiere pruebas antígenas y placas torácicas para identificar si es una neumonía por COVID-19. Este tipo de enfermedad se complica a las personas que padezcan afecciones cardíacas o pulmonares, sistemas inmunitarios debilitados por la edad, obesidad grave o diabetes, además el tejido pulmonar se deteriorará y la regeneración será lenta, lo que podría ocasionar una fibrosis pulmonar y en algunos casos ocasionaría la muerte.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Sinopharm y AstraZeneca/Oxford: qué se sabe de las vacunas COVID-19 que compró el Perú

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: