Hay unas 10 vacunas candidatas contra el COVID-19 que se están probando en humanos. (Foto referencial: Mladen ANTONOV / AFP)
Hay unas 10 vacunas candidatas contra el COVID-19 que se están probando en humanos. (Foto referencial: Mladen ANTONOV / AFP)
Redacción EC

De los ocho proyectos de vacuna contra el virus que se encuentran en las fases más avanzadas –pues ya se están probando en humanos–, la que desarrolla el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, es una de las que concentra las mayores esperanzas de que podría estar lista en el corto plazo.

MIRA: Los niños transmiten poco el COVID-19 en el colegio, según un nuevo estudio

Uno de sus investigadores, Adrian Hill, afirmó ayer que la vacuna podría estar en condiciones de comenzar a distribuirse en el mes de octubre, considerando los avances que se están observando en los ensayos clínicos.

Esta eventual vacuna –llamada “ChAdOx1 nCoV-19”– utiliza un virus vivo, una versión atenuada de un adenovirus del chimpancé que ha sido modificado y se le ha agregado información del SARS-CoV-2. Este virus se inyecta a los pacientes y entra en sus células sin provocar la enfermedad, pero el sistema inmune lo reconoce a través de sus proteínas.

MIRA: COVID-19 | ¿Cuánto tiempo dura la inmunidad frente al coronavirus luego de superar la enfermedad?

Los investigadores pudieron avanzar rápidamente en la fase I y comenzar a probarla en humanos tempranamente, ya que tenían la ventaja de que el año pasado, ya habían validado la técnica con una vacuna similar –contra el MERS–, demostrado que no causaba daño en personas.

En cuanto a su capacidad de inmunizar contra el SARS-CoV-2, el proyecto de Oxford ya demostró funcionar en monos macacos Rhesus, especie cercana a los humanos, los cuales fueron inoculados y luego expuestos a grandes cantidades del virus, sin que desarrollaran los síntomas del covid-19. Estos resultados fueron dados a conocer a fines de abril.

Tras esto, inmediatamente comenzó a probarse en más de 500 personas de entre 18 y 55 años; y luego –a fines de mayo– pasó a la fase III al iniciar testeos en más de diez mil humanos, esta vez personas mayores de 70 años y niños de entre 5 y 12 años.

Entre estos, se incluyen unos dos mil voluntarios en Brasil, debido al alto nivel de contagio que hay en ese país y ante la disminución de los casos de coronavirus en el Reino Unido.

Sobre cuánto duraría la inmunización de esta vacuna, esto aún no se conoce, pero sus características apuntarían a que sería anual, similar a la de la influenza.

Mayor fabricante mundial de vacunas listo para producirla masivamente

De comprobarse la efectividad de la vacuna, vendría una etapa también clave, que es la capacidad de producirla y distribuirla a los distintos países.

Según explicó el investigador Adrian Hill, al estar basada en virus vivos, con una capacidad muy elevada de replicación, facilita que su producción se haga a gran escala, consiguiendo un gran número de dosis en menor tiempo y un costo más bajo.

Otro dato relevante es que, en paralelo a las investigaciones, se producirá un primer millón de dosis para que, en caso de que las pruebas sean exitosas, esté disponible rápidamente.

Así, a pesar de que aún está en fase de ensayo clínico, a principios de mayo el mayor fabricante de vacunas del mundo, el Serum Institute de India, anunció que comenzaría a producir masivamente la vacuna. Pretenden elaborar 60 millones de dosis este año y 400 millones el próximo. Se prevé que el precio sea de unos 13 dólares por vacuna.

En tanto, hace unos días los países europeos firmaron un contrato con el grupo farmacéutico AstraZeneca para que suministre hasta 400 millones de dosis de la vacuna de Oxford, destinadas a toda la población europea.

“Si todo va bien, tendremos los resultados de los ensayos clínicos en agosto o setiembre. Teniendo en cuenta que estamos fabricando en paralelo, estaremos listos para entregar a partir de octubre, si todo va bien”, comentó Adrian Hill.

Emol, GDA

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

-----------------------------------------------------------------

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

Sanamente: ¿las vaporizaciones con eucalipto previenen el coronavirus?

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter: