Fotografía de las avenidas vacías en el distrito de Miraflores este jueves en Lima por el COVID-19. (EFE)
Fotografía de las avenidas vacías en el distrito de Miraflores este jueves en Lima por el COVID-19. (EFE)
Yerson Collave García

Periodista de Ciencia y Salud

yersoncollave@gmail.com

Luego de que entrara en vigor el aislamiento social obligatorio decretado por el Ejecutivo para frenar el, la calidad del aire en Lima mejoró considerablemente, confirmó a El Comercio la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz.

Las mediciones fueron realizadas los días 16, 17 y 18 de marzo y arrojaron los valores más bajos del material particulado fino en el aire PM 2,5 (estándar de medición de calidad del aire) de los últimos tres años en la capital. El muestreo fue obtenido en la estación de calidad de aire ubicado en el distrito de San Juan de Lurigancho.

"Esta disminución es natural, ya que el 58% de las emisiones del material particulado se genera básicamente por el parque automotor. Entonces, al tener una restricción de la circulación principalmente de vehículos particulares, es lógico que las emisiones van a reducirse y eso es lo que estamos constatando”, detalla la titular del Ambiente.

Fabiola Muñoz, ministra del Ambiente, considera que esta reducción en la contaminación es positiva. (Foto: Andina)
Fabiola Muñoz, ministra del Ambiente, considera que esta reducción en la contaminación es positiva. (Foto: Andina)

“Esta es una externalidad positiva, no se había previsto porque nadie pensaba en que iba a surgir una emergencia sanitaria. En este escenario, se generan cosas negativas y positivas, y esta es positiva porque estamos mejorando la calidad del aire”, añade.

Una tendencia hacia la baja

Los valores obtenidos en esos tres días fueron 35, 24 y 15 µg/m3 de PM 2,5, respectivamente, con lo cual se muestra una clara tendencia hacia la baja y se espera que disminuyan aún más en los días que restan del aislamiento social, según el Ministerio del Ambiente (Minam).

“Nosotros esperamos que haya una disminución mayor, ya que desde hoy se tiene una restricción mayor de vehículos particulares y también hay una restricción nocturna. Esa es la principal fuente de contaminación en una ciudad como Lima”, abunda Muñoz.

Si bien estos valores son menores al promedio, pues los niveles normales en Lima llegan al doble y hasta el triple particularmente en la zona este, estas concentraciones de material contaminante en el aire no son -por ahora- los más saludables debido a que superan el valor Estándar de Calidad Ambiental (ECA). La Organización Mundial de la Salud recomienda unade 10 µg/m3 de PM 2,5.

“Nosotros creemos que probablemente vamos a llegar a 10 µg/m3 de PM 2,5”, asegura la jefa del Minam.

A modo de comparación, en los meses de marzo del 2018 y 2019 los niveles fueron de 75 µg/m3 y 44 µg/m3, detalla el Minam.

Las mediciones fueron realizadas durante estos primeros días de la cuarentena. (Foto: Minam)
Las mediciones fueron realizadas durante estos primeros días de la cuarentena. (Foto: Minam)

Los recientes registros fueron realizados a las 8:00 a.m. por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) y la Dirección General de Calidad Ambiental del Minam.

En el mundo también se ha registrado el mismo fenómeno. A inicios de marzo, imágenes satelitales de la NASA y la ESA mostraban una caída drástica de la contaminación en China ambiental que estaría relacionada con la desaceleración económica debido al aislamiento por el coronavirus.

La ciudad que queremos

Lima se encuentra entre las 10 ciudades más contaminadas de Latinoamérica, según un Por ello, según los expertos, se debe dejar de considerar como normal los diversos tipos de contaminación que afectan a la capital peruana, una metrópoli con más de 10 millones de habitantes.

“[Como ministerio] creemos que esto puede hacer reflexionar a todos los ciudadanos sobre qué es lo que queremos nosotros como ciudad. ¿Queremos una ciudad con estándares adecuados o una ciudad con mala calidad de aire? Creemos que podemos tomar conciencia sobre la importancia de cambiar el parque automotor en Lima y pensar en transporte masivo a través de buses eléctricos o de gas. Creo que todos podemos convertir esta situación en una oportunidad”, finaliza Muñoz.

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter: