Se espera que la tecnología 5G conecte a personas, dispositivos, aplicaciones,  ciudades y medios de transportes.
Se espera que la tecnología 5G conecte a personas, dispositivos, aplicaciones, ciudades y medios de transportes.
Diego Suárez Bosleman

Periodista de Ciencia y Tecnología

diego.suarez@comercio.com.pe

En abril pasado se reportaron al menos 50 incidentes de agresiones contra ingenieros de telecomunicaciones en Gran Bretaña, indica la empresa Openreach. El motivo detrás de este gran número sería la creencia de que el nuevo estándar de telefonía móvil 5G transmite el nuevo (SARS-CoV-2). Incluso el cantautor Miguel Bosé ha publicado en Twitter una serie de mensajes en los que hace referencia a teorías conspirativas sobre dicha tecnología.

En el Perú, informa el portal Andina, ocho ingenieros fueron retenidos recientemente por pobladores de la comunidad de Chopcca (Huancavelica). Estos últimos acusan a los trabajadores de querer instalar antenas 5G, las cuales –señalan– propician la expansión del coronavirus. Cabe preguntarse, ¿existe realmente un riesgo?

—Sin base científica—

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los virus no pueden viajar a través de ondas de radio ni redes de telefonía móvil, como la 5G.

“La idea de que las ondas provenientes de cualquier tipo de antena de telefonía móvil pueden transportar virus desafía todo tipo de conocimiento o evidencia que se tiene. Una onda electromagnética no puede trasladar un elemento biológico, como un virus. No es posible. Si eso fuera cierto, imagínese, estaríamos llenos de enfermedades virales, no solo del COVID-19, sino también de la influenza o el VIH”, le dice a El Comercio Ernesto Gozzer, médico salubrista y profesor de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

Hay que entender que para que funcionen nuestros dispositivos inalámbricos o para acceder a los servicios de Internet de alta velocidad, es necesario instalar redes de antenas fijas o estaciones base. Estas transmiten datos mediante señales de radiofrecuencia. Al incrementar el número de estas instalaciones, más personas están expuestas a las radiofrecuencias. No obstante, la radiación que emiten es considerablemente baja. En el caso de los aparatos Wi Fi, la radiación de radiofrecuencias es menor que la generada por el mismo celular.

La exposición a radiofrecuencias de las estaciones de base oscila entre el 0,002% y el 2% de los niveles establecidos en las directrices internacionales sobre los límites de exposición [...]. Esos valores son inferiores o comparables a la exposición a las radiofrecuencias de los transmisores de radio o de televisión”, sostiene la OMS.

Gozzer afirma que existe la teoría de que esta clase de radiación puede promover la formación de cáncer, especialmente el cerebral. Pero las evidencias que se tienen hasta la fecha no muestran que sea capaz de dañar el ADN o a las células directamente. Es decir, no hay todavía ninguna prueba científica que confirme que los bajos niveles de exposición a las radiofrecuencias de las antenas o las estaciones base tengan efectos perjudiciales en la salud.

“Los niveles que manejan las antenas, la infraestructura móvil son infinitamente menores a los límites establecidos como seguros por los organismos de salud. Y el 5G no es una excepción. Un nuevo estándar de telefonía móvil, como lo es ahora el 5G, no implica una mayor potencia de las emisiones, de la radiación, es todo lo contrario. Si tú tienes una antena, ya sea 4G o 5G, muy cerca de ti, esta dialoga con el teléfono móvil a menor potencia”, le dice a este Diario Lucas Gallitto, director de políticas públicas de GSMA (asociación mundial de operadores y proveedores de comunicaciones móviles) para Latinoamérica.

—El nuevo estándar—

Se dice que la tecnología 5G, o la quinta generación de redes móviles, elevaría la velocidad de Internet hasta en 10 veces. Será posible descargar una película en cuestión de segundos. Pero este avance tecnológico –que todavía no está disponible completamente en el mundo– abarca mucho más.

“La red 5G se adapta a la necesidad. Vamos a ver muchas nuevas funciones vinculadas a las ciudades inteligentes, a la interconexión de dispositivos. Los sectores de salud, educación y producción serían los primeros en recibir el impacto de la red 5G”, detalla Gallitto.

En el país, informa el portal El Peruano, las empresas de telecomunicaciones invertirán más de 750 millones de dólares este año para mejorar la infraestructura y permitir la implementación de tecnología 5G a partir del próximo año.

—Para tener en cuenta—

  • Actualmente no existen antenas 5G en el país. Tampoco hay una implementación masiva de esta tecnología en la región.
  • Se estima que la cantidad de dispositivos conectados a Internet alcanzará los 50 mil millones en cualquier momento desde el 2025 en adelante, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones.
  • Corea del Sur fue uno de los primeros países en ofrecer la tecnología 5G. Suiza y Emiratos Árabes Unidos también cuentan con este estándar de telefonía móvil.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Brasil: 5 errores que cometió el gigante sudamericano frente al COVID-19

NOTAS RELACIONADAS