Ciudadanos caminando en las calles con mascarilla. (Foto referencial: Shutterstock)
Ciudadanos caminando en las calles con mascarilla. (Foto referencial: Shutterstock)
Christian Mestanza Arquiñigo

El mundo entero está paralizado por la actual crisis sanitaria provocada por el nuevo (nombrado por los científicos como SARS-CoV-2), causante de la enfermedad respiratoria c. Hasta la fecha, 186 países presentan infectados, en total más de 500.000 contagiados y más de 23.000 muertos. Y aunque la comunidad científica hace un denodado esfuerzo por encontrar una vacuna, todo parece indicar que esta no llegará tan pronto.

Así las cosas, los Gobiernos han tomado medidas drásticas para evitar a toda costa la propagación del virus, por ejemplo, el aislamiento obligatorio. Mientras las personas tengan el menor contacto entre sí, las posibilidades de contagio se reducen.

Asimismo, la búsqueda de estrategias para luchar contra el coronavirus puso sobre la mesa un concepto conocido como inmunidad colectiva o inmunidad de rebaño, incluso algunos países apostaron en un primer momento por esta fórmula para enfrentar la crisis.

Pero ¿cuál es el significado de este término? ¿Y qué tan viable puede ser esta opción como método para superar la pandemia?

Qué significa inmunidad colectiva

Según Luis Suárez Ognio, exjefe del Instituto Nacional de Salud (INS), la inmunidad colectiva quiere decir que se han infectado las suficientes personas como para que el virus no encuentre a un susceptible para seguir trasmitiéndose.

“Si hay una población de un millón de habitantes y todos son susceptibles, una persona infectada puede contagiar a cualquiera. Sin embargo, cuando la mitad de la población ya no es susceptible, porque ya se enfermó, una persona infectada no va a encontrar fácilmente a un susceptible a quien contagiar”.

Mayormente este tipo de protección se busca mediante la vacunación; no obstante, en la actual pandemia, al no disponer de una vacuna, la esperanza es que con el tiempo llegue a haber tantos individuos que ya han superado la infección que el virus no encuentre fácilmente a quien infectar.

El ejemplo de Reino Unido

Un grupo de personas que usa máscara facial protectora contra el coronavirus camina sobre el Puente de Londres, en el Reino Unido. (Simon Dawson / Bloomberg).
Un grupo de personas que usa máscara facial protectora contra el coronavirus camina sobre el Puente de Londres, en el Reino Unido. (Simon Dawson / Bloomberg).

El país europeo adoptó inicialmente como estrategia proteger a los más vulnerables (ancianos y personas con enfermedades crónicas), pero dejar que el virus se extienda por el resto de la población, justamente con la intención de adquirir inmunidad colectiva. La propagación sería paulatina y controlada, para que los hospitales no colapsen, siempre identificando a los casos más agudos.

Sin embargo, y para el bien de la población, un encendió las alarmas. Para lograr la mentada inmunidad sería necesario, de acuerdo a la investigación, que se infecten 47 millones de personas en el país. Y si se dejara que se alcanzara la inmunidad colectiva de forma natural, se estima que 8 millones de casos serían graves, y la mortalidad sería de alrededor de un millón de personas.

Aunque con cierta dilación, el Gobierno británico ya ha ordenado el confinamiento obligatorio de sus habitantes por lo menos por tres semanas.

El caso de Perú

LIMA, 16 DE MARZO DE 2020

POLICÍA NACIONAL Y EJÉRCITO PERUANO, SUPERVISAN ,SI VEHÍCULOS Y PEATONES ACATAN EL ESTADO DE EMERGENCIA POR EL CORONAVIRUS ,EN EL ÓVALO GRAU.

FOTOS:GONZALO CÓRDOVA/GEC
LIMA, 16 DE MARZO DE 2020 POLICÍA NACIONAL Y EJÉRCITO PERUANO, SUPERVISAN ,SI VEHÍCULOS Y PEATONES ACATAN EL ESTADO DE EMERGENCIA POR EL CORONAVIRUS ,EN EL ÓVALO GRAU. FOTOS:GONZALO CÓRDOVA/GEC

Ernesto Gozzer, profesor de la Facultad de Salud Pública y Administración de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), explica que en el Perú lo que estamos tratando de hacer con la medida de aislamiento social es contener, mitigar y buscar la supresión del covid-19. En cambio, “la inmunidad de rebaño necesitaría que al menos la mitad de la población se contagie para que disminuya la probabilidad de que el virus encuentre un reservorio susceptible. Si bien van a haber brotes en grupos pequeños, en esta primera oleada de contagiados es difícil llegar a tal cantidad”.

Gozzer pone el ejemplo de China en donde se ha registrado la mayor cantidad de infectados. “En la ciudad de Wuhan, foco inicial de la infección, de los 11 millones de habitantes solo ha habido 50.006 contagiados; un número muy por debajo de la mitad”.

Hoy el país asiático, tras las medidas de contención tomadas, ha bajado el número de contagios drásticamente. Ahora, las autoridades se están preparando para afrontar una reintroducción del virus, ya que como la mayoría de su población aún no ha sido afectada la enfermedad podría volver a expandirse.

El especialista considera que la eficacia de las medidas decretadas por nuestro país está comprobada con el ejemplo de China, por lo que, en aproximadamente dos semanas más, de continuar con la orden de aislamiento del Ejecutivo, la cantidad de contagios debería reducirse a la mitad, o menos incluso. Sin embargo, el experto aclara que lo que estamos haciendo nosotros por ahora es controlar la situación, pero necesitamos que los demás países también tomen medidas estrictas y trabajemos todos en conjunto, porque de otra manera esto va a saltar de un país a otro.

“El problema no va a acabar si es que no trabajamos todos los países juntos. Si hay un país que no colabora, se va a convertir en un foco de infección”, expresa el médico. “La solución tiene que ser la vacuna y la respuesta global, todos los países tiene que participar”, añade.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus: ¿Cómo lavarse las manos correctamente?

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...