La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19. (Foto: CDC)
La imagen muestra una representación del SARS-CoV-2, virus que causa el COVID-19. (Foto: CDC)

La versión más aceptada hasta ahora sobre el origen del SARS-CoV-2 apunta a una transmisión por zoonosis, de animal a humano. El virus habría pasado de un reservorio inicial, probablemente un murciélago, al ser humano. Sin embargo, un científico británico no descarta la posibilidad de que el agente patógeno se encontrara latente en el mundo meses antes del primer brote en la ciudad de Wuhan.

Para Tom Jefferson, del Centro de Medicina Basada en Evidencias (CEBM, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Oxford, existe evidencia creciente de que el virus ya estaba en mucho otros lugares antes que surgiera en Asia.

MIRA: El COVID-19 puede causar problemas cerebrales incluso en sus formas leves

“Creo que el virus ya estaba aquí, y aquí significa en todas partes. Puede que estemos ante un virus latente que se ha activado ahora por las condiciones ambientales. Hubo un caso en las islas Malvinas a principios de febrero. ¿De dónde vino eso?”, comentó Jefferson al medio británico “The Telegraph”.

Referentes en la historia

Esta no sería la primera vez que ocurre algo de este tipo. En 1918, durante la pandemia de influenza H1N1, “alrededor del 30% de la población de Samoa Occidental murió de gripe española y no habían tenido ninguna comunicación con el mundo exterior”, explicó el científico.

MIRA: Ivermectina y COVID-19: los errores y mentiras detrás de un “estudio” viral de dudosa calidad

Jefferson solo encuentra una explicación: “Estos virus ni van ni vienen de ninguna parte, sino que están aquí siempre y algo los activa, puede que la densidad de población o las condiciones ambientales, y esto es lo que deberíamos estar buscando”.

El experto considera que hasta ahora toda la atención ha estado dirigida al virus en sí, pero muy poco a su “ecología”. Según el investigador, es necesario estudiar por qué están ocurriendo tantos brotes en fábricas de alimentos, especialmente en industrias cárnicas. De ese modo ,se podrían descubrir nuevas e importantes vías de transmisión.

Aguas residuales

Como manifiesta el especialista de Oxford, en distintas partes del mundo ha surgido evidencia de que el SARS-CoV-2 podría haber estado latente antes del brote en Wuhan. Así, hasta en tres países, investigadores detectaron la presencia del virus en muestras de aguas residuales, incluso varios meses antes del primer caso registrado oficialmente en China.

A mediados de Junio, el Instituto Superior de Salud de Italia reportó que, tras estudiar 40 muestras de aguas residuales, se detectó la presencia del ARN –material genético– del nuevo coronavirus. Las muestras se recogieron el 18 de diciembre de 2019.

Mientras tanto, en España, un equipo de virólogos también encontró rastros del nuevo coronavirus, pero en aguas residuales recogidas en marzo del año pasado, muchos meses antes de que se confirmase el primer contagio en dicho país.

En Brasil, un equipo dirigido por investigadores de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC) analizó seis muestras de 200 ml de aguas residuales crudas congeladas, recolectadas en Florianópolis del 30 de octubre de 2019 al 4 de marzo de 2020. Los resultados también determinaron la presencia del virus antes de que inicie la pandemia.

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

-----------------------------------------------------------------

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

COVID-19: ¿Qué es un oxímetro de pulso? ¿Por qué es importante tener uno en casa?

TE PUEDE INTERESAR