Un trabajador de salud prepara una vacuna Pfizer-BioNTech contra Covid-19 para Antonio Ferrari (92) en su casa de Lima el 8 de marzo de 2021, mientras Perú inicia la vacunación de ancianos, policías y militares. (Foto: Ernesto Benavides / AFP)
Un trabajador de salud prepara una vacuna Pfizer-BioNTech contra Covid-19 para Antonio Ferrari (92) en su casa de Lima el 8 de marzo de 2021, mientras Perú inicia la vacunación de ancianos, policías y militares. (Foto: Ernesto Benavides / AFP)
Redacción EC

Diez días después de recibida la segunda dosis de una vacuna de ARN mensajero, las personas sin síntomas de la enfermedad del coronavirus tienen mucho menos probabilidad de dar positivo para la infección y de propagarla sin saber que están enfermas que quienes aún no se han vacunado contra la .

MIRA: AstraZeneca: ¿cómo sabemos si una vacuna produce efectos adversos?

Con las dos dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19, las personas sin síntomas mostraron una reducción del 80 por ciento en el riesgo ajustado de dar positivo en la prueba de la COVID-19 después de la última dosis. Estos resultados corresponden a un estudio de Mayo Clinic en pacientes vacunados y se publicaron en la revista .

“Las personas se consideran completamente vacunadas dos semanas después de haber recibido la segunda dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna”, precisan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU.

MIRA: ¿Por qué es normal tener algún efecto secundario leve tras vacunarse contra el COVID-19?

Los autores del trabajo dicen que los resultados subrayan la eficacia de las vacunas de ARN mensajero contra la COVID-19 para limitar considerablemente la propagación de la enfermedad del coronavirus por parte de las personas que no presentan síntomas y, por lo tanto, pueden sin saber contagiar la infección a los demás.

Los investigadores analizaron retrospectivamente una cohorte de 39.000 pacientes sometidos a exámenes moleculares de detección para la COVID-19 antes de algún procedimiento. Se hicieron más de 48.000 pruebas de detección, incluidas 3.000 en pacientes que recibieron al menos una dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19. Estas pruebas de detección fueron parte del análisis para la COVID-19 que habitualmente se hace antes de un tratamiento no relacionado con la enfermedad del coronavirus, como una cirugía u otro tipo de procedimiento. Los pacientes del grupo vacunado habían recibido al menos la primera dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la COVID-19.

MIRA: COVID-19 | ¿Cómo la pandemia ha afectado la salud mental de las mujeres?

“Descubrimos que los pacientes sin síntomas que reciben al menos una dosis de la primera vacuna autorizada de ARN mensajero contra la COVID-19 (la Pfizer-BioNTech) 10 días antes de la detección, tenían una probabilidad 72 por ciento menor de dar positivo. La probabilidad de los que recibieron ambas dosis era 73 por ciento menor que la del grupo de gente no vacunada”, explica el , especialista en enfermedades infecciosas en Mayo Clinic y uno de los dos primeros autores del trabajo.

Después de los ajustes para una variedad de factores, los investigadores descubrieron una reducción del 80 por ciento en el riesgo de dar positivo en la prueba de la COVID-19 entre las personas que recibieron ambas dosis de alguna de las vacunas de ARN mensajero contra la enfermedad del coronavirus.

El estudio se basa en pacientes sometidos a exámenes de detección entre el 17 de diciembre de 2020 y el 8 de febrero de 2021, tanto en Mayo Clinic de Minnesota y Arizona como en el Sistema de Salud de Mayo Clinic en Minnesota y Wisconsin.

Con información de Mayo Clinic

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Pese a reportes de supuestos efectos adversos, Minsa seguirá adelante con la vacuna de AstraZeneca
El ministro Óscar Ugarte indicó que nuestro país se guiará sobre lo que señale la Organización Mundial de la Salud (OMS).

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: