Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Ante el ritmo de contagios más veloz y la saturación del sistema de salud, tener los cuidados adecuados para el tratamiento de un paciente con en casa es fundamental, pues permitirá actuar en el momento justo y evitar complicaciones.

Pensando en ello, el médico epidemiólogo Antonio Quispe ha desarrollado una cartilla –que pronto tendrá una versión para celulares– que permitirá llevar un control cercano de las condiciones de una persona infectada con el SARS-CoV-2.

“En la primera ola, junto con otros médicos, estuvimos enseñando a los pacientes y a sus familiares cómo manejar los casos de en casa. Lo que nos quedó en claro es que capacitarlos, empoderarlos en cómo reconocer signos de alarma y cómo usar un pulsioxímetro salva vidas. Por eso, se creó esta hoja de monitoreo. Pero hay que entender que la mayoría de los casos son leves, se curan solos y que no necesitan automedicarse. Con esta hoja queremos que sepan cuál momento es el mejor para recurrir a un hospital”, explica Quispe a El Comercio.

(El Comercio/Antonio Quispe)
(El Comercio/Antonio Quispe)

El también investigador de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) indica que los implementos indispensables son el pulsioxímetro y el termómetro. “Esta hoja se ha hecho con la colaboración de varios especialistas”, agrega.

Por su parte, el médico infectólogo Fernando Mejía considera que “la clave es identificar tempranamente a las personas que presentan hipoxemia”. Por ello, indica que lo mejor es que un paciente con síntomas debe usar el pulsioxímetro cinco o seis veces al día, durante diez días. “Si la saturación de está en 95%, hay que buscar ayuda médica; y con 93% debería ya estar hospitalizado”.

(Infografía: Antonio Tarazona)
(Infografía: Antonio Tarazona)

Como a tiempo es clave, muchos han conseguido balones o concentradores portátiles para la casa. Sin embargo, hay que saber desde cuándo es adecuado empezar a usarlos.

“Se deben usar si la saturación de oxígeno en el paciente baja a 94%, mientras está consiguiendo atención médica. Ya existe evidencia que señala que mientras más pronto se empieza con la provisión de hay más posibilidades de una mejor resolución. Pero ojo, con aparatos como los concentradores o balón de oxígeno lo que se busca es ganar un poco de tiempo”, indicó Mejía Cordero a este Diario.

El especialista en enfermedades infecciosas e investigador de la Universidad Peruana Cayetano Heredia agrega que de todos los pacientes que tienen problema de saturación de oxígeno, si son atendidos a tiempo, aproximadamente la mitad requerirá oxígeno de bajo flujo, mientras que la otra mitad necesitará mucho más.


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...