Los plesiosaurios podían medir entre tres y 12 metros. (Imagen: National Geographic)
Los plesiosaurios podían medir entre tres y 12 metros. (Imagen: National Geographic)
Yerson Collave García

Periodista de Ciencia y Salud

yersoncollave@gmail.com

Hace 135 millones de años, cuando gran parte del Perú se encontraba bajo el agua, un reptil marino murió en las aguas del Pacífico. Las condiciones ambientales permitieron que sus restos se fosilizaran y que ahora, mucho tiempo después, podamos conocer la historia de este plesiosaurio.

“Hasta el momento solo había un fósil de plesiosaurio del Cretácico inferior de las costas del Pacífico de América del Sur, lo que indicaba que no vivían en gran cantidad en esta parte del planeta, pero con este descubrimiento se confirma que los plesiosaurios habitaban en todos los mares del mundo”, explica a El Comercio Iván Meza-Vélez, biólogo del Museo de Historia Natural de la UNMSM y autor del estudio que publica la revista .

-[]

-[]

►[]

Además, el investigador detalla que este hallazgo es importante porque en nuestro país se tienen muy pocos restos fósiles de la era Mesozoica, que es la era de los dinosaurios, “y eso se debe a que en el hay zonas de muy difícil acceso para hallar los fósiles”.

La imagen muestra el lugar donde se recolectó el espécimen. (Foto: UNMSM/ Cretaceous Research)
La imagen muestra el lugar donde se recolectó el espécimen. (Foto: UNMSM/ Cretaceous Research)

¿Cómo vivían los plesiosaurios?

Las plesiosaurios se expandieron por todos los océanos del mundo, según los registros fósiles hallados en Europa, América, Asia e incluso en la Antártida.

Esta criatura marina vivió durante la era Mesozoica hasta el periodo Cretácico, cuando un asteroide causó una extinción masiva que acabó también con los dinosaurios, hace unos 65 millones de años.

“Eran unos reptiles marinos muy exitosos, sobre todo en el Cretácico y en el Jurásico”, detalla Meza-Vélez, quien descubrió el fósil en diciembre del 2000 junto a un amigo.

“Eran animales altamente adaptados a la vida marina, eran carnívoros, su alimentación estaba basada en invertebrados y vertebrados pequeños”, indica el investigador.

Los estudios sugieren que los plesiosaurio daban a luz a sus crías. (Foto: National Geographic)
Los estudios sugieren que los plesiosaurio daban a luz a sus crías. (Foto: National Geographic)

Los plesiosaurios nos son dinosaurios, sino reptiles marinos. Podían medir entre tres y 12 metros. Tenían un cuello largo y cabeza pequeña, pero los plesiosaurios, sus primos cercanos, eran más corpulentos: tenían el cuello ancho y la cabeza grande, por lo que sí podía comer animales más grandes”

“El del morro solar puede estar en los 6 metros, todo indica que es un adulto, por el tamaño del propodio (húmero o fémur)”, afirma Meza-Vélez.

El biólogo Iván Meza-Vélez en la zona donde se realizó el hallazgo. (Foto: Cortesía Iván Meza-Vélez)
El biólogo Iván Meza-Vélez en la zona donde se realizó el hallazgo. (Foto: Cortesía Iván Meza-Vélez)

Otras investigaciones han mostrado que tenían solo una cría que nacía viva, pues no ponían huevos. Se cree que permanecían con ellas hasta que crecían y podían vivir solas. Tampoco se conoce si vivían en grupos de varias madres.

El científico afirma que aún se desconoce cuántos años vivían o las características de su piel, debido a que no se pueden realizar comparaciones con animales actuales, ya que no existe ninguno con esas características.

La imagen muestra la diferencia de tamaño entre un plesiosaurio y un humano. (Foto: UNMSM)
La imagen muestra la diferencia de tamaño entre un plesiosaurio y un humano. (Foto: UNMSM)

Trabajo pendiente

Si bien el descubrimiento de este fósil aporta una gran cantidad de información, aún hay mucho por conocer sobre este plesiosaurio y posiblemente otros animales de la misma época, según Meza-Vélez.

“Se sabía que el Morro Solar fue un fondo marino hace millones de años y que guardaba fósiles de invertebrados. La sorpresa es que se haya encontrado un plesiosaurio, un animal vertebrado, justo en Lima”, comenta.

El científico, que trabajó con el paleontólogo de José P. O’Gorman de la Universidad Nacional de La Plata para este estudio, refiere que solo analizaron los fósiles que estaban más superficiales, pero que es muy posible que haya más partes del mismo ejemplar todavía enterrados.

Este mapa del Cretácico muestra que grandes áreas  de varios países, entre ellos el Perú, se encontraban bajo el agua. (Foto: MH)
Este mapa del Cretácico muestra que grandes áreas de varios países, entre ellos el Perú, se encontraban bajo el agua. (Foto: MH)

De hecho que hay más restos que están en la zona y es necesario seguir investigado, pero para eso habría que cerrar la pista, obtener permisos municipales y del Ministerio de Cultura para continuar con la exploración, además de conseguir financiamiento que no tenemos”, afirma el investigador, que realizó el descubrimiento cuanto todavía era un aficionado a la paleontología.

Con mayor investigación en la zona, se obtendrán mayores datos sobre este fósil, como el género o la familia, incluso se podría saber si se trata de una nueva especie de plesiosaurio.

El biólogo peruano señala que en la isla San Lorenzo, que geológicamente es la continuación del Morro Solar, “es posible que se puedan hallar más fósiles”.

En tanto, el Museo de Historia Natural de la UNMSM ya está preparando una exhibición sobre este plesiosaurio para que las personas puedan ver de cerca los fósiles y conocer más sobre el descubrimiento. Se espera que esté lista para fin de año.

Síguenos en Twitter: