Elmer Huerta

Oncólogo y especialista en Salud Pública. Colaborador.

ehuertadr@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Los números relacionados a la pandemia están mejorando en el Perú. Casos nuevos, hospitalizaciones, admisiones a cuidados intensivos y muertes están en su punto más bajo desde que se inició la epidemia.

Eso no significa que el se irá del Perú. El virus seguirá circulando y causando enfermedad y muerte. Ahora, más que nunca, es importante que las personas sepan reconocer la enfermedad y, sobre todo, que aprendan a manejarla de manera segura en casa.

Es muy importante que el desarrolle un robusto plan de vigilancia epidemiológica de la infección, seguida del aislamiento de los casos e identificación de sus contactos. Se requiere que el Perú deje de usar las confusas pruebas serológicas para hacer el diagnóstico del y que se migre rápidamente al uso exclusivo de pruebas moleculares o de antígenos si la persona es sintomática.

Solo así, la tregua que nos está dando el virus podrá ser aprovechada para reagruparnos y planificar la ocurrencia de un rebrote –si la enfermedad no llega a controlarse completamente– o una segunda ola, si como en Europa o Nueva York se llegue a tener cero casos y muertes. Hoy recordaremos cómo reconocer y manejar la enfermedad en el hogar.

Lo primero es saber que solo con COVID-19 necesita hospitalización por dificultad respiratoria. Eso significa que 80% se maneja y recupera en la casa.

—Tranquilidad—

Si usted amanece con síntomas parecidos a una gripe, lo primero que debe hacer es asumir que tiene y evitar el pánico. Hable con su familia, aíslese en su habitación abriendo las ventanas y . Este es el momento de avisarle a su médico, hacerse una prueba molecular y notificar al 113 del Minsa.

Sabiendo que –al ser causada por un virus– la enfermedad no tiene tratamiento específico, use solo medicamentos para controlar los síntomas. Por último, sabiendo que la principal complicación es la respiratoria, para reconocer temprano las complicaciones respiratorias y pueda ser hospitalizado temprano y recibir tratamiento médico especializado.

“Es el momento de que el Minsa diseñe y ejecute una campaña de cómo manejar el COVID-19”.


—Etapas de infección—

Investigadores de la Universidad de Harvard publicaron en el que la enfermedad tiene tres etapas. El 80% de casos se queda en la primera, el 15% pasa a la segunda y solo el 5% llega a la tercera.

La primera, de infección temprana, ocurre tras la infección y dura de siete a diez días. El virus se multiplica sin resistencia en las vías respiratorias, ocasiona síntomas leves, como fiebre, malestar general y cansancio.

La segunda, o fase pulmonar, tiene dos momentos: con saturación normal de oxígeno en la sangre –y puede ser manejada en la casa– y con hipoxia o bajos niveles de saturación de oxígeno en la sangre, y necesita oxígeno y hospitalización. En esta fase, es fundamental usar el oxímetro de pulso para monitorear la saturación de oxígeno en la sangre y saber en qué momento la enfermedad se está complicando.

La tercera, que ocurre en menos del 5% de los casos, es muy grave y es causada por un severo estado inflamatorio en el organismo. Sin duda, aquí se necesitan oxígeno, corticosteroides, anticoagulantes y tratamiento especializado en el hospital. Aquí ocurren los fallecimientos.

—Manejo en casa—

Lo primero es aislarse por un mínimo de 14 días, usando siempre una mascarilla, abriendo las ventanas de la casa y aplicando estrictas medidas de higiene en el baño. El médico debe estar al tanto de lo que sucede con el paciente.

Una guía muy simple y fácil de seguir es la del , la cual divide al COVID-19 en cuatro grupos: asintomático, leve, moderado y grave.

La enfermedad asintomática (se necesita prueba molecular) no necesita tratamiento, solo observación por telemedicina si estuviera disponible.

La enfermedad leve, que incluye al 80% de los casos, debe ser seguida por telemedicina si estuviera disponible, y solo debe recibir medicamentos sintomáticos, tales como paracetamol o ibuprofeno, para controlar los síntomas. El uso de hidroxicloroquina, ivermectina, azitromicina, zinc, vitamina C o D, magnesio u otros . La dexametasona puede agravar la infección y no debe usarse nunca. Estos pacientes superan la enfermedad espontáneamente. Para el manejo de los síntomas, pueden emplearse remedios tradicionales y caseros que se usan para la gripe o el resfrío.

La enfermedad moderada o pulmonar, que incluye entre el 15% y el 20% de casos, debe ser reconocida muy temprano. Para eso, el . Los valores normales de saturación de oxígeno, medidos con el oxímetro, van de 95 a 100 a nivel del mar. Si la saturación disminuye a 93 o 94, debe obtenerse una consulta médica inmediata y un monitoreo más estricto. Algunos pacientes son hospitalizados en este momento. Si la saturación de oxígeno disminuye por debajo de 92, el paciente debe ser hospitalizado para recibir tratamiento especializado, el cual no es tema de esta columna.

—Corolario—

Este es el momento de que –usando un lenguaje muy simple– el Minsa diseñe y ejecute una campaña educativa nacional acerca de cómo manejar el en la casa. Esa campaña debe estar segmentada a todos los peruanos, y ser adaptada de acuerdo con los niveles educativos de la población. El no hacerlo contribuirá a la automedicación, la polifarmacia, al pánico y, quién sabe, a un rebrote o segunda ola.


VIDEO RELACIONADO

¿Cuáles son las diferencias entre la prueba molecular y de antígeno?

Sanamente: ¿Cuáles son las diferencias entre la prueba molecular y de antígeno?


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


Síguenos en Twitter...

TAGS RELACIONADOS