Tomás Unger Golsztyn

En Lima, con su neblina y constante iluminación artificial, se hace difícil ver las estrellas. Alejándonos de las ciudades, y especialmente en las alturas, podemos observar el cosmos y, sin necesidad de inventos revolucionarios, viajar en el tiempo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más