Los viales con las etiquetas de la vacuna Pfizer-BioNTech y Moderna se ven en esta imagen de ilustración tomada el 19 de marzo de 2021. (REUTERS/Dado Ruvic).
Los viales con las etiquetas de la vacuna Pfizer-BioNTech y Moderna se ven en esta imagen de ilustración tomada el 19 de marzo de 2021. (REUTERS/Dado Ruvic).
Redacción EC

Hasta ahora, los datos de los estudios clínicos y lo que se ha visto de la vacunación por fuera de los protocolos de investigación han respaldado la eficacia y la efectividad de las vacunas para prevenir el desarrollo de las formas de graves de entre quienes reciben las dosis. Es decir que si bien las personas inmunizadas podían adquirir el coronavirus, la vacuna evitaba el desarrollo de síntomas en la mayoría de los casos.

MIRA: ¿El coronavirus surgió en un laboratorio o tiene un origen natural?

Y una de las principales expectativas que estaba por demostrarse, justamente, era si estas mismas vacunas lograban evitar los contagios, como en el caso de algunos biológicos contra enfermedades que tienen la misma forma de transmisión.

(CDC, por su sigla en inglés) de EE. UU. encontró que una sola dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y de Moderna, que requieren de dos inoculaciones y se basan en la plataforma de ARN mensajero, tiene una efectividad del 80% para prevenir el contagio.

MIRA: Lescano insiste en que el cañazo previene el COVID-19: ¿hay evidencia científica que lo respalde?

Ese efecto fue observado dos semanas después de la primera dosis en el estudio, realizado con 4.000 trabajadores sanitarios entre el 14 de diciembre y el 13 de marzo.

En concreto, el estudio incluyó médicos, enfermeras, emergencistas y otros trabajadores de la salud de Arizona, Florida, Minnesota, Oregón, Texas y Utah.

MIRA: Desde la peste negra hasta la pandemia: las evolución de las mascarillas en 500 años de historia

Los resultados mostraron que el riesgo de infección se redujo en un 90% entre las personas que recibieron las dos dosis recomendadas; que comenzaron a tener un efecto protector incluso después de la primera inyección, al reducir el riesgo de contagio en un 80% dos semanas después.

”Estoy entusiasmada de compartir información sobre este nuevo estudio dirigido por los CDC (...), que evalúa la efectividad de las vacunas de Pfizer y Moderna a la hora de prevenir las infecciones”, anunció la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en una rueda de prensa.

Este estudio muestra que nuestros esfuerzos nacionales de vacunación están funcionando”, agregó Walensky.

”Las vacunas autorizadas de ARNm contra el COVID-19 proporcionaron una protección temprana y sustancial en el mundo real contra la infección para el personal de atención médica de nuestra nación, los de emergencias y otros trabajadores esenciales de primera línea”, señaló.

Estos resultados se suman a un creciente cuerpo de evidencia de que las vacunas no solo detienen la enfermedad sintomática, sino también la infección misma, lo que las convierte en una herramienta importante para frenar la propagación del virus.

El estudio continúa en curso y ahora los científicos buscarán secuenciar el virus en los casos de contagios que se documentaron en el marco del estudio pese a la vacunación para comprender mejor por qué.

El Tiempo, GDA/Agencias

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Los pasos a seguir para la vacunación de adultos mayores, si tienes seguro privado
Los pasos a seguir para la vacunación de adultos mayores, si tienes seguro privado

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS