Reconstrucción del (Foto: Nature/Artwork by Z.C)
Reconstrucción del (Foto: Nature/Artwork by Z.C)
Redacción EC

Las huellas de un "gusano" de hace 550 millones de años guardan el secreto de cómo las criaturas comenzaron a moverse sobre la tierra, según un estudio publicado en la revista

El -hallado en la Formación Dengying, en la zona de las Gargantas del río Yangtsé, en China- fue estudiado por científicos de la Universidad Virginia Tech, en EE.UU.

-[]
-[]
►[]

Los científicos afirman que la simetría bilateral que presenta el fósil muestra uno de los ejemplos de locomoción más antiguos que se conocen hasta el momento.

Imágenes de los rastros del Yilingia spiciformis. (Foto: Nature)
Imágenes de los rastros del Yilingia spiciformis. (Foto: Nature)

Llamado Yilingia spiciformis, estos seres similares a los gusanos medían hasta 27 centímetros de largo y su cuerpo se dividía hasta en 50 segmentos, lo cual le habría ayudado a articular su movimiento.

"Este cuerpo fósil se conserva junto con el rastro que produjo cuando se movía antes de morir", detalla el estudio. 

Son parecidos a los Dickinsonia, criatura que vivieron en el período Ediacárico, una etapa en la que se cree aparecieron los primeros animales. No tenían huesos ni caparazones y podrían llegar a medir un metro y medio de largo. 

Estos fósiles son importantes porque muestran cómo el movimiento evolucionó antes de la llamada explosión del Cámbrico, que ocurrió 10 millones de años después y en la que se gestó la gran diversidad de especies que aún podemos ver en nuestro planeta.

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS