Exceder la frecuencia del lavado. Asearse más de dos veces al día puede favorecer irritaciones. (Foto: Agencias)
Exceder la frecuencia del lavado. Asearse más de dos veces al día puede favorecer irritaciones. (Foto: Agencias)
Redacción EC

El de la zona íntima femenina es un hábito que se aprende en casa de madres a hijas. Sin embargo, la información que se maneja no siempre es la adecuada. Según la ginecóloga Ana María Sotelo, cuatro de cada diez pacientes que llegan a una consulta médica presentan vaginitis, una infección causada por la alteración de la flora vaginal.

Lo primero que hay que saber es que la zona íntima de la mujer tiene, de forma natural, un pH ácido propio de la flora bacteriana compuesta principalmente por “bacilos de Doderlein”– una especie de “bacterias buenas” que evitan la proliferación de hongos–y bacterias causantes de infecciones.

Errores frecuentes
La especialista señala que muchos de los casos de vaginitis (bacteriana o por hongos) que se reciben en consulta “no se deben a falta de aseo, sino a errores cometidos en la rutina diaria”. La especialista enumera cinco de los más frecuentes:

1. Usar jabón inadecuado. Jabones muy fuertes pueden alterar la flora bacteriana, mientras que con los perfumados es posible irritar la delicada zona íntima.

2. Exceder la frecuencia del lavado. Asearse más de dos veces al día puede favorecer irritaciones.

3. Usar ropa interior sintética y pantalones ajustados. Estas prendas aumentan la temperatura e impiden que la zona transpire de forma adecuada. Se recomienda usar piezas de algodón y colores claros, y ropa suelta cuando la jornada es larga.

4. Practicar la depilación total. El vello es una barrera natural contra agentes externos que pueden ocasionar infecciones y hongos. Lo ideal es depilar solo la zona del bikini.

5. Usar toallas y tampones por tiempo prolongado: estos deben reemplazarse máximo cada cuatro horas.

Sotelo señala que, si bien la incidencia de vaginitis disminuye durante el invierno debido a que el calor y la humedad son condiciones que aumentan la vulnerabilidad, “es importante que las mujeres no se confíen y eviten utilizar por tiempo prolongado medias panty o leggins que puedan afectar su salud íntima”.

TAGS RELACIONADOS