(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

El acaba de iniciar oficialmente y en esta temporada una serie de enfermedades suelen incrementarse debido al descenso de la temperatura. Estos males afectan principalmente a niños, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado.

Durante esta estación, las afecciones más frecuentes son las del tipo respiratorio, pues se presentan las condiciones necesarias para que estas se desarrollen debido a la mayor cercanía física y la falta de ventilación de los ambientes, lo cual facilitan la transmisión de los virus.

[]
[]

Según el Ministerio de Salud, los males más frecuentes son la gripe o influenza, el resfrío común, la faringitis, la bronquitis y la neumonía.

► Resfrío

El resfrío es una de las enfermedades más comunes en el invierno. Si no es atendida correctamente, puede convertirse en un problema de salud mayor.

Los síntomas son la congestión nasal, tos, estornudos, dolor de garganta y puede aparecer fiebre moderada. Es recomendable evitar el contacto con personas que tengan estos síntomas.

Aquellas personas con refrío, deben cubrirse la boca con el antebrazo al toser y no con las manos para evitar propagar los gérmenes.

Su tratamiento es el reposo y evitar cambios de temperatura. El proceso del resfrío dura de tres a cinco días.

► Gripe o influenza

La gripe es provocada por el virus de la influenza y presenta síntomas similares al resfrío, pero con una mayor intensidad.

Se presenta fiebre que puede llegar a los 38 grados o más, dolor de cabeza, dolor muscular y agotamiento general.

Si no es tratada por un especialista, la gripe puede complicarse y requerir hospitalización, llegando a provocar incluso la muerte, especialmente en niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con el sistema inmune comprometido.

Cabe señalar que este mal es muy contagioso, pues se transmite de persona a persona a través del contacto con secreciones respiratorias como los estornudos, la tos u objetos contaminados.

El tratamiento de esta enfermedad requiere que el afectado mantenga reposo en cama e ingiera abundantes líquidos. Se suele recetar paracetamol o ibuprofeno para controlar los síntomas.

La mejor medida de prevención es la vacunación anual contra este mal, porque disminuye las posibilidades de contraer el virus y contagiar a otras personas.

► Faringitis

Este problema sucede cuando la faringe o la garganta se inflaman, produciendo un fuerte dolor en la zona. Se presenta enrojecimiento e hinchazón provocada por virus en un 80% de los casos, aunque también puede deberse a una bacteria.

Los síntomas son dolores intensos en la garganta, ganglios inflamados, fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y malestar general.

La faringitis es más difícil de tratar y los médicos, dependiendo del caso, suelen prescribir antibióticos y analgésicos. Se indicará el consumo de líquidos y reposo.

► Bronquitis

La bronquitis es una mal que se caracteriza por la inflamación de la pared interna de los bronquios, que son los conducto por los que circula el aire, según la Enciclopedia Médica de Estados Unidos.

La tos persistente con expulsión de flema suele ser el principal síntoma. También se presenta fiebre, cansancio, decaimiento, dolor en el pecho y dificultad para respirar.

Los médicos tratan este mal con antibióticos y medicamentos broncodilatadores que ayudan a las personas afectadas a respirar mejor. 

► Neumonía

La neumonía es tal vez la enfermedad respiratoria más peligrosa que se presenta en invierno. Suele ser causada por una infección viral o bacteriana, incluso por hongos. Pero un importante porcentaje tiene un origen desconocido.

Las personas con esta enfermedad presentan dolor torácico que aumenta al respirar, tos con flema, fiebre, escalofríos, sudoración, dolores musculares y de cabeza, además de dificultad para respirar.

Para confirmar el diagnóstico, los médicos recurren a una radiografía de tórax para poder iniciar el tratamiento, que consiste en la administración de antibióticos y analgésicos. Los casos graves necesitan hospitalización.

Síguenos en Twitter...