Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En El Comercio continuamos con nuestra serie de entrevistas a personajes relevantes de la . El extracto presentado a continuación forma parte de la nueva serie de podcast “”, en donde buscaremos conocer lo que hay detrás de los científicos, investigadores y expertos peruanos.

LEE: Yamilée Hurtado: “La ciencia está para ayudar a la toma de decisiones”

A cuatro meses de entregar el cargo, el doctor en Física Benjamín Marticorena Castillo, presidente del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (), conversa con El Comercio sobre todas las reformas que planean para que el sistema nacional de ciencia, innovación y tecnología (CTI) se convierta en la base de la renovación de la .

— ¿Cómo ha visto, primero desde fuera y hoy como cabeza del Concytec, la respuesta de la ciencia peruana en esta pandemia?

La he visto con mucha expectativa, porque la reacción de los científicos peruanos ha sido muy a la altura. Hemos respondido bien porque tenemos muy buenos científicos, pero que comparativamente son pocos con respecto a otros países. Lo interesante es que la presencia de la ciencia ha sido tan evidente que ya hay una , cosa que no existía antes.

— Estamos familiarizados con temas más complejos...

Incluso con los estudios de análisis, como los que está haciendo sobre las nuevas variantes del virus. Todas esas investigaciones son valiosísimas y tienen que ver directamente con la vida diaria de las personas. Uno de los aspectos positivos de la crisis es que nos ha dejado en claro la pertinencia de realizar .

“Respondimos bien porque tenemos muy buenos científicos, pero pocos con respecto a otros países”.


— Se reclamó que el proyecto de ley para reorganizar el sistema de ciencia no se había convocado a todos los involucrados. ¿En qué quedó ese tema?

Siempre faltará un poco de discusión pública, porque podríamos pasar mucho tiempo discutiendo las bases, pero hay un límite para eso. Ciertamente, hay una maduración en el Perú para hacer una propuesta muy eficaz que finalmente pueda poner al país en el lugar que le corresponde, en la escena latinoamericana y mundial.

— ¿De qué va el proyecto?

La primera propuesta se hizo en agosto del año pasado; fue la que nos envió la Comisión de , Innovación y Tecnología del Congreso. La hemos respetado bastante y probablemente sea la que salga como propuesta de ley, pero hay cosas que cambiamos porque no lo considerábamos pertinente. En la versión original, se colocaba una secretaría nacional de ciencia y tecnología (CYT) como organismo rector del sistema de CTI peruano. Esa secretaría tenía dos problemas: estaba en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y eso la sujetaba a los vaivenes de la política del país. Eso sí sería dañino e imposibilitaría desarrollar una política de ciencia.

LEE: Juan Carlos Celis: “Respondimos lento, tarde y, muchas veces, mal”

— ¿Y el otro problema?

Que las secretarías nacionales en la PCM no tienen más de 15 personas. Pero si se van a convertir en organismos rectores, van a tener que trabajar con todos los sectores del Estado, con los gobiernos regionales, locales, en planificación y desarrollo con los sectores ejecutores de políticas, universidades, empresas, centros de investigación tecnológica, consorcios macrorregionales, etc. Todo eso no se puede hacer solo con 15 personas. Lo ideal sería contratar a 80 o 100 personas más, y ese es el personal de especialistas que tiene el . Esos dos aspectos de la secretaría nacional hicieron que no fuera la mejor opción. Por eso hay una mejor propuesta que están madurando tanto el Congreso como el Ejecutivo, y estamos coordinando con ambos poderes para que en lugar de la secretaría se mantenga al Concytec como órgano rector, pero reorganizado.

“Estamos negociando un fondo de 10 a 15 años para que sea aprovechado por los próximos dos o tres gobiernos”.


— Se acaban de crear los programas Pro Ciencia y Pro Innóvate. Para muchos solo es un cambio de nombre para el Fondecyt e Innóvate Perú. ¿Es solo eso?

Es un cambio más profundo. La idea es que aparezcan otros relacionados con el agro, la salud, la energía, el transporte. Todos los ministerios deberían tener sus programas de CTI, trabajando de manera articulada. Según el Ministerio de Economía, hay 164 programas que financian investigación, pero ninguno dialoga con el otro. Con este cambio se está actualizando la política de ciencia nacional; se está convirtiendo en política nacional, no sectorial. Cualquier nuevo programa se tendrá que alinear a la política de CTI emitida por el , sobre la base del plan nacional de desarrollo.

— ¿Qué pasará con la ciencia tras el cambio de gobierno?

En estos cuatro meses que nos quedan, vamos a concluir con la reorganización sustancial del , para ponerlo en condiciones de órgano rector, así como dejar centrada toda la normatividad al respecto. La ley del sistema nacional de CTI debería pasar al pleno del Congreso para ser aprobada en las próximas semanas. Después, hay que crear el fondo nacional que permitirá financiar todos los programas. Estamos negociando con el Banco Mundial y el BID para un fondo de 10 a 15 años, que sea aprovechado por los próximos dos o tres gobiernos, siempre basados en el plan nacional del desarrollo. Ya no es el Concytec el que decide si se financia algo o no, sino se decidirá de manera unificada. Estas y otras cosas nos permiten pensar que cualquier gobierno va a tener todo listo para hacer lo que nos conviene hacer en cuanto a ciencia y no creo que vayan a desistir de esa posibilidad, que puede ponernos en una condición competitiva incluso frente a los países vecinos. Es el momento de dar ese paso.


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...