Durante más de una década, Ángela Uyen se ha desempeñado como médica en Haití, República Democrática del Congo, Sudáfrica, India y Siria. (FOTO: Archivo personal)
Durante más de una década, Ángela Uyen se ha desempeñado como médica en Haití, República Democrática del Congo, Sudáfrica, India y Siria. (FOTO: Archivo personal)
Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En El Comercio continuamos con nuestra serie de entrevistas a personajes relevantes de la . El extracto presentado a continuación forma parte de la nueva serie de podcast “”, en donde buscaremos conocer lo que hay detrás de los científicos, investigadores y expertos peruanos.

PARA SUSCRIPTORES: Las primeras discrepancias internas en Victoria Nacional: entre una agenda progresista y una militancia vigilante

Luego de trabajar más de diez años en los lugares más diversos y necesitados como parte de Médicos Sin Fronteras, la arequipeña Ángela Uyen radica hoy en Bélgica –donde está la sede central de ese organismo–, dedicándose a la asesoría en políticas de salud, viendo temas relacionados con la pandemia y sus efectos en otros servicios sanitarios. Uyen conversó con El Comercio sobre lo que se viene en el corto plazo para nuestro país en este nuevo año de pandemia y lo que debemos exigirles a nuestros candidatos que van a encontrarse con una emergencia de salud aún sin solución.

— Cerca del primer año en pandemia, ¿cómo cree que será este 2021 en el Perú?

Es una respuesta muy difícil. Una palabra que define esta situación es ‘incertidumbre’. No sabemos hasta cuándo durarán las medidas, qué viene, aparecen nuevas variantes, salen las vacunas… hay mucha incertidumbre. Ante todo, se vienen tiempos más difíciles. Ya tenemos un sistema de salud golpeado, ya tenemos una población agotada, personal de salud que está cansado y que, en muchos casos, ya no está. Es mucho más difícil, de hecho. Las medidas tomadas no sabemos cuánto tiempo van a durar, pero están teniendo un impacto en lo económico, en lo mental, en el tratamiento de otras patologías, es decir, toda nuestra vida afectada.

— ¿Qué es lo que debemos esperar?

Se vienen tiempos de resiliencia. Pero también hay que esperar las cosas buenas que llegarán: vacunas, nuevos medicamentos. Tenemos muchos más conocimientos que al principio y hay indicios que nos hacen pensar que podemos llegar a manejar las cosas de una mejor manera.

“No sabemos hasta cuándo durarán las medidas, qué viene... hay mucha incertidumbre”.


— ¿En países como el Perú hay manera de buscar alternativas para solucionar el problema de salud sin afectar la economía?

Seguimos en esa disyuntiva. Pero creo que esa dicotomía es falsa, porque no podemos pensar en una economía creciente si no tenemos una población saludable. ¿Quién va a trabajar, quién va a producir, dónde está nuestra población económicamente activa? ¿En los velorios? Eso es inconcebible. Por otro lado, creo que se han encontrado maneras de seguir produciendo, pero a menor escala. Claro, eso depende también de cuántas facilidades te dé el sistema, entre otros. En lugar de seguir dándole vueltas al problema, necesitamos tener soluciones. Y mientras más empecemos a focalizar las medidas en determinados lugares, se puede balancear mejor la manera en que pueda funcionar el país. No es necesario paralizar todo el Perú, solo debemos evitar aquellas actividades que sí pueden crear riesgos, focos de transmisión, aglomeraciones. Hay que buscar soluciones y aterrizar ideas.

— ¿En qué deberíamos fijarnos los electores con respecto a los ofrecimientos de los candidatos presidenciales relacionados con el manejo de la pandemia?

Estoy siguiendo de cerca las propuestas y, es verdad, no tenemos partidos políticos sólidos, hay muchas caras nuevas. Es importante que el ciudadano adquiera mucha responsabilidad en cuanto a su voto. Por eso será importante que revisemos los planes de gobierno, que escuchemos con cuidado las entrevistas y que vayamos más allá de los lemas de campaña. Tenemos que ser más analíticos y con pensamiento crítico. Por ejemplo, en cuanto al manejo de la pandemia, no he escuchado mucho. Es importante mencionar que no se le puede poner la carga del problema solo al sistema de salud, ya que este cumple un rol específico. Esta situación se tiene que abordar de una forma multisectorial.

“Es importante revisar los planes de gobierno [...] en cuanto al manejo de la pandemia, no he escuchado mucho”.


— ¿Qué propuestas ha podido escuchar hasta el momento?

Me gustaría escuchar propuestas en temas de seguridad, de soporte socioeconómico, de salud mental. No he escuchado nada de eso. Hay un rol compartido de la sociedad civil que debe pedirles a los candidatos que sean claros y que expliquen sus planes. Y que la prensa haga preguntas críticas sobre las necesidades que tengamos. Hay que pedirles a los candidatos profundidad, que expliquen cómo cumplirán esas promesas hechas. Aún existen muchos vacíos en cuanto a las propuestas de cómo se manejará la pandemia en el corto plazo.


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER



SÍGUENOS EN TWITTER...