El cuerpo emite 'otro' tipo de señales, además de los bostezos cuando necesitas dormir. (Foto referencial: AFP)
El cuerpo emite 'otro' tipo de señales, además de los bostezos cuando necesitas dormir. (Foto referencial: AFP)
Redacción EC

De seguro que en más de una ocasión has estudiado hasta tarde, te has quedado viendo televisión o saliste de fiesta y has dormido a penas un par de horas, pero al día siguiente no sientes . Esto se debe a que el cuerpo emite 'otro' tipo de señales, además de los bostezos, para hacerte saber que necesitas irte a descansar.

Quieres comer dulces y carbohidratos

La falta de sueño produce una hormona llamada ghrelina. Según el sitio "Business Insider", esta hormona te hace sentir ansiedad por comer alimentos grasos y azucarados, a la vez hace que te sea más difícil dejar de comer. Esto se debe a que la leptina, el químico que te hace saber cuando estás lleno, se reduce con menos horas de sueño.

Eres torpe

En realidad no es que lo seas, es que con el poco descanso te vuelves torpe. Un estudio encontró que ir una noche sin dormir te ofrece la misma coordinación entre las acciones de la mano y la vista que tiene una persona intoxicada con alcohol. Tienes la misma habilidad que cuando estás ebrio.

Tu piel se ve espantosa

Cundo te privas del placer de dormir, tus niveles de cortisol se disparan. Esta hormona se libera como respuesta al estrés y tiene como función aumentar el nivel de azúcar en la sangre y ayudar el metabolismo de las grasas, proteínas y carbohidratos. Todo esto hace que tu piel se deshidrate y el colágeno que la mantiene firme se descomponga. Por eso, cuando no duermes, te ves más viejo.

Es más fácil que enfermes

Las personas que descansan menos de siete horas por noche son tres veces más propensos a contraer un resfriado en comparación de alguien que duerme ocho horas. Esto porque el cuerpo produce las proteínas que combaten las infecciones cuando duerme. A menos horas de sueño, más débiles son las defensas.

Eres más 'emocional' de lo normal

Si te molestas, entristeces o deprimes en circunstancias anormales, es posible que te falte dormir un poco más. Un estudio analizó a un grupo de personas que estuvo despierta por 35 horas seguidas. Ellos fueron un 60 por ciento más reactivos a imágenes negativas. Los escánares cerebrales mostraron cambios en el lóbulo frontal, el área que ayuda a mantener tus emociones bajo control.

Así que, si te sorprendes una tarde comiendo chocolates en tu sillón, aunque algunos se te caigan al piso, mientras sientes tu rostro acartonado, con principios de gripe y triste porque tu video en no carga tan rápido como siempre, lo más probable es que necesites dormir un poco más, así no estés bostezando ni sientas sueño que tu piel, dieta, sistema inmune y cerebro te darán las gracias.

Más noticias de Ciencias y Tecnología en...

TAGS RELACIONADOS