El cáncer de mama triple negativo representa alrededor del 12% al 15% de todos los cánceres de mama.
El cáncer de mama triple negativo representa alrededor del 12% al 15% de todos los cánceres de mama.
Redacción EC

En la región de las Américas, más de 462.000 mujeres son diagnosticadas con anualmente y casi 100.000 fallecen, según la (OPS). Pero no todos los cuadros son iguales, ya que existen distintos subtipos de la enfermedad.

De estos, el cáncer de mama triple negativo es la forma más agresiva y letal, no solo por su rápido desarrollo o la mayor probabilidad de que regrese finalizado el tratamiento, sino también por tener opciones limitadas de tratamiento. Sin embargo, es posible que en un futuro no muy lejano exista un método para evitar su aparición.

Especialistas de Cleveland Clinic, junto a la empresa de biotecnología Anixa Biosciences, han comenzado el primer ensayo clínico de una potencial para prevenir el cáncer de mama triple negativo.

Las personas con antecedentes de cáncer tienen mayor riesgo de complicaciones por COVID-19

De acuerdo con el comunicado oficial, este ensayo de fase 1 ha sido diseñado para determinar la dosis máxima tolerada de la experimental vacuna en pacientes en estadio temprano y optimizar la respuesta inmunitaria del organismo.

“A largo plazo, esperamos que esta pueda ser una verdadera vacuna preventiva que se administraría a mujeres sanas para evitar que desarrollen cáncer de mama triple negativo, la forma de cáncer de mama para la que tenemos tratamientos menos efectivos”, dijo George Thomas Budd, del Taussig Cancer Institute, de Cleveland Clinic, e investigador principal del estudio.

–Respuesta inmune–

La candidata a vacuna que es estudiada busca que el cuerpo genere una respuesta inmune al entrar en contacto con una proteína de lactancia de la mama, la alfa-lactoalbúmina. Esta proteína desaparece de los tejidos normales y envejecidos luego de la lactancia; no obstante, está presente en la mayoría de los cánceres de mama triple negativos. Asimismo, la vacuna contiene un adyuvante que refuerza las defensas contra tumores emergentes, evitando que crezcan.

Cáncer de mama: ¿cómo mejorar la detección de esta enfermedad?

El ensayo clínico se basa en una investigación preclínica dirigida por el doctor Vincent Tuohy, del Lerner Research Institute, de Cleveland Clinic. Su trabajo demostró que la activación del sistema inmunitario a partir de la alfa-lactoalbúmina era segura y eficaz para prevenir los tumores de mama.

Aquella investigación también encontró que una sola vacuna podría prevenir la aparición de tumores de mama en modelos de ratón, al mismo tiempo que inhibe el crecimiento de tumores de mama ya existentes. Este trabajo preclínico se publicó en la revista “Nature Medicine” en el 2010.

“El objetivo a largo plazo del estudio es determinar si esta vacuna puede prevenir el cáncer de mama antes de que ocurra, particularmente las formas más agresivas de esta enfermedad que predominan en mujeres de alto riesgo”, manifiesta Tuohy.

Tatuar para sanar: cuando el arte ayuda a borrar las cicatrices de la vida | FOTOS

–Triple negativo–

El cáncer de mama triple negativo lleva ese nombre porque no posee ninguno de los tres receptores que, por lo general, se encuentran en el cáncer de mama, y que son usados para combatir la enfermedad. Por eso el tratamiento para esta forma de cáncer es limitado (extirpación del tumor, mastectomía, quimioterapia).

Este tipo de cáncer de mama tiene el doble de probabilidades de ocurrir en afroamericanas, y aproximadamente del 70% al 80% de los tumores de mama que ocurren en mujeres con mutaciones en los genes BRCA1 son cáncer de mama triple negativo.

VIDEO RELACIONADO

LE PUEDE INTERESAR