La Digesa es la encargada de evaluar la salubridad en las playas peruanas. (Foto: GEC)
La Digesa es la encargada de evaluar la salubridad en las playas peruanas. (Foto: GEC)
Redacción EC

El verano ya comenzó y miles de personas acudirán cada semana a las playas de Lima y todo el país para disfrutar del Sol. Pero debemos tener en cuenta que no todas las playas son saludables.

Por ello, antes de acudir a un balneario, debes revisar la elaborada por la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) que muestra las que se ubican tanto en la capital como en el resto del litoral peruano. Para ver la lista de playas saludables,

►[]

¿Cómo se determina que una playa es saludable?

La Digesa considera una playa saludable cuando el agua de mar es “microbiológicamente propia”, hay ausencia de descarga directa de agua residual (desagüe), tiene baños y tachos para residuos sólidos y existe una limpieza permanente.

La del Ministerio de Salud para las playas del litoral peruano establece los criterios de evaluación que utiliza la Digesa para considerar una playa saludable: se realiza un control de calidad microbiológico, control de calidad de limpieza y control de presencia de servicios higiénicos.

Cuando acudimos a una playa no debemos dejar los desperdicios en la arena o arrojarlos al agua. (Foto: Pixabay)
Cuando acudimos a una playa no debemos dejar los desperdicios en la arena o arrojarlos al agua. (Foto: Pixabay)

La entidad toma muestras del agua de mar semanalmente con el objetivo de analizar su composición: no debe superar el valor límite de concentración de coliformes fecales. Para ser consideraba saludable el número límite es de entre 0 y 200 NMP/100 ml; regular, entre 200 y 1000; y mala, mayor a 1000.

El segundo aspecto está relacionado con la limpieza de las playas. Se evalúa la presencia de basura (plástico, cigarrillos, etc) en la arena y la periodicidad de limpieza. En verano, la Digesa recomienda que la limpieza “en las playas debe realizarse a las primeras horas del día o termino del día (total) y durante todo el día (parcial)”.

Debe haber tachos de basura a una distancia prudente del agua. La municipalidad es responsable de colocar los recipientes de desechos en la playa.

Por último, para ser consideradas saludables, las playas deben tener servicios higiénicos fijos o portátiles (químicos). Además, el número de baños debe ser proporcional a la densidad de veraneantes, su mantenimiento debe ser diario y debe contar con personal capacitado para el mantenimiento constante.

Otros elementos considerados por la Digesa son las duchas y vestuarios, el área de estacionamiento, los puestos de primeros auxilios y kioscos para venta de bebidas embotelladas y alimentos.

Síguenos en Twitter: