(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

Cuando ocurre una tragedia con varios heridos, una de las necesidades más grandes para atender a los afectados son las transfusiones de sangre, pues se necesitan para las intervenciones quirúrgicas de emergencia que se deben realizar, afirma la Organización Mundial de la Salud ().

Los hospitales cuentan con bancos de sangre que suelen satisfacer la demanda diaria, pero ante una tragedia de grandes proporciones, estos servicios suelen quedar desabastecidos rápidamente. Es por ello que las autoridades piden en estos casos que las personas acudan a los centros de salud a donar sangre.

“No existe nada que sustituya la sangre humana. Una donación de sangre completa puede ayudar a tres personas, por lo menos. Al donar sangre, usted realmente salva vidas”, explica el doctor Manish Gandhi, especialista en medicina de transfusiones en Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

De la sangre de un donante se puede obtener glóbulos rojos, plaquetas y plasma. (Foto: Pixabay)
De la sangre de un donante se puede obtener glóbulos rojos, plaquetas y plasma. (Foto: Pixabay)

El experto señala que “el temor a desmayarse, a las agujas y a ver la sangre son razones que la gente da para evitar donar sangre”, pero la mayoría de veces este miedo no tiene una base que se corresponde con la realidad.

“A medida que considere donar sangre, tenga la seguridad de que el proceso es seguro. Con cada donante, se usa un nuevo juego estéril para recolectar sangre, incluida la aguja. Es decir, no hay peligro de contraer una infección ni una enfermedad por donar sangre”, asegura.

Donar con regularidad

Sin embargo, no solo es necesario donar sangre cuando ocurre una tragedia, ya que existen miles de personas que viven con enfermedades crónicas que todos los días necesitan transfusiones. Por ello, afirma la OMS, es importante generar una cultura de donación constante de sangre.

Las personas que suelen necesitar transfusiones de sangre son las mujeres con complicaciones obstétricas, niños con anemia grave y paciente que deben someterse a constantes intervenciones quirúrgicas y médicas complejas, como los enfermos de cáncer.

“Existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre solo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Las donaciones regulares de sangre por un número suficiente de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise”, afirma la entidad.

Personas con enfermedades crónicas suelen necesitar donaciones de sangre regularmente. (Foto: Pixabay)
Personas con enfermedades crónicas suelen necesitar donaciones de sangre regularmente. (Foto: Pixabay)

Recomendaciones

Para donar sangre es necesario tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y tener buena salud (si tienes piercing o tatuajes también puedes hacerlo). La mayoría de personas puede donar como mínimo una unidad de sangre sin riesgo para la salud.

Nuestro cuerpo es capaz de repone los líquidos que pierde durante la donación de sangre en unas 24 horas y reemplaza los glóbulos rojos en el lapso de varias semanas.

“Si bien es raro que ocurra un desmayo antes, durante y después de la donación de sangre, los estudios plantean que beber aproximadamente 16 onzas de agua [cerca de medio litro] y comer algo salado antes de donar sangre ayuda a reducir el riesgo de sufrir un desmayo. Ingerir una comida sana antes de donar sangre también reduce la probabilidad de que después de la donación se presenten otros efectos secundarios, como mareo, aturdimiento o náusea”, explica Manish Gandhi.

Síguenos en Twitter: