Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Hoy cuando se piensa en relojes mentalmente uno se hace dos ideas: un completamente tradicional y un reloj inteligente. Pero también están las marcas de siempre que le han dado un que “smart” a sus relojes.

Dentro de este grupo, pude tener unos días el impresionante G-Shock Rangeman GPR-B1000 de Casio. Ojo: lo de “impresionante” no es un adjetivo gratuito, pues es un reloj muy grande, con muchas funciones, que permite conectividad, pero que no es para todos los usuarios.

Aunque el G-Shock Rangeman GPR-B1000 aparenta ser un reloj tradicional, pero es en realidad un aparato nada convencional. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Aunque el G-Shock Rangeman GPR-B1000 aparenta ser un reloj tradicional, pero es en realidad un aparato nada convencional. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Desde el primer momento notarás que no es un regular: es sumamente grande. La caja tiene un diseño especial, en un lado está el reloj y en otro lado los accesorios y documentación sobre el aparato. Cuando retires el aparato de su estuche seguirán las sorpresas: tiene un grosor que sobrepasa los 20 mm y tiene unos 60 mm de diámetro, así como una correa ancha reforzada con fibra de carbono y hebilla de metal. Pesa 142 gramos. Sin dudas no es para cualquier muñeca, no es para cualquier usuario. ¿Qué se te puede venir a la cabeza? “Este es un reloj para disfrutar al aire libre”. Y así es. Lo veremos en breve.

-UN RELOJ ESPECIAL-

¿Qué hace especial al G-Shock Rangeman GPR-B1000? Además de su llamativo empaque y diseño, el reloj cuenta con una serie de funciones que te sorprenderás: tiene GPS, brújula, barómetro y altímetro. Además, se conecta al smartphone con una app gracias al Bluetooth y cuenta con carga solar para alimentar a alguna de estas funciones. Si pensabas salir a correr con el Rangeman para registrar tu ruta lo desperdiciarás.

El recubrimiento del G-Shock Rangeman GPR-B1000 pone en evidencia que se trata de un reloj para trabajo extremo. Su correa tiene fibra de carbón. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El recubrimiento del G-Shock Rangeman GPR-B1000 pone en evidencia que se trata de un reloj para trabajo extremo. Su correa tiene fibra de carbón. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Primero, porque no es para nada funcional si lo usas para el running (está hecho para salir a caminar, a trepar, a realizar trabajo fuerte, exigente). Segundo, que en lugar de contar los pasos, puedes programarlo para que mediante una conexión directa con los satélites del GPS puedas saber tu dirección exacta, te puedas guiar sobre cómo llegar a un destino determinado, entre otras labores. No es un de los que están de moda.

Por el corto tiempo que lo tuve y la multiplicidad de situaciones muy particulares en las que se le puede sacar provecho, te voy a ennumerar las cosas que puede hacer el Rangeman de G-Shock. Se trata de un al que no puedes reemplazarle la pila. Incluye un cargador con cable micro USB que se conecta a la electricidad, pero también unas celdas fotovoltaicas que permiten recargarlo con la luz solar, cuando te encuentres en el campo sin acceso a la electricidad.

La corona del G-Shock Rangeman GPR-B1000 es muy llamativa. También funciona para seleccionar entre las opciones de los menús y botón. (Foto: Bruno Ortiz B.)
La corona del G-Shock Rangeman GPR-B1000 es muy llamativa. También funciona para seleccionar entre las opciones de los menús y botón. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Y si te lo preguntabas, el G-Shock Rangeman GPR-B1000 promete ser resistente al barro, hasta 200 metros de profundidad en el agua y funcionar sin problemas hasta los -20 grados Celsius. La cara interna es de cerámica de 2,3 mm de grosor y la cara frontal es de zafiro, lo que le da una capa de protección adicional. No hay que olvidar que al ser de la familia G-Shock se da por descontado su resistencia a los golpes. Este no se va a romper.

En la parte principal del reloj se ubican varios sensores, pero también una serie de botones que permiten acceder a los diferentes menús y funciones que permite este aparato. La pantalla no es táctil. Como principal herramienta está la corona (perilla principal) que permite navegar entre las opciones disponibles en el . Luego, alrededor del marco hay una serie de botones que permite acceso directo a diferentes funciones.

PROS Y CONTRA DEL G-Shock Rangeman GPR-B1000

Puntos a favor:

  • Diseño que brinda sensación de seguridad.
  • Diversas funciones orientadas para el uso “rudo” y en exteriores.
  • Varias funciones específicas que los amantes de las excursiones y las aventuras al aire libre van a amar.
  • Aunque usa batería recargable (que promete hasta 33 horas de autonomía) también permite recarga a través de celdas solares.

Puntos en contra:

  • Es muy grande, por lo que no es para usar en cualquier muñeca.
  • Toma un tiempo acostumbrarse a la lógica de los menús y hallar funciones específicas.
  • No es un reloj barato.

VIDEO RELACIONADO

Mira el review del Huawei Watch GT 2e, el reloj inteligente con batería de hasta 2 semanas. (Foto: La Prensa)

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...

TAGS RELACIONADOS