El nuevo modelo de marcapasos temporal no utiliza cables y, gracias a sus componentes no toxicos, se degrada al poco tiempo dentro del cuerpo
El nuevo modelo de marcapasos temporal no utiliza cables y, gracias a sus componentes no toxicos, se degrada al poco tiempo dentro del cuerpo
Redacción EC

Los marcapasos temporales son un recurso utilizado por los médicos para tratar la alteración del ritmo cardíaco tras una cirugía o a la espera de un dispositivo permanente. Sin embargo, su aplicación implica riesgos de infecciones y posibles daños en el tejido cardíaco, y para resolver estos inconvenientes los investigadores de la  crearon un implante sin cables que se disuelve en el cuerpo luego de unos días de uso.

MIRA: Europa prohíbe la venta de utensilios descartables de plástico para alimentos

De esta forma, este novedoso prototipo permite realizar un seguimiento y control del ritmo cardíaco sin los riesgos asociados que tienen los modelos actuales. Con un diseño que no utiliza cables, el marcapasos temporal cuenta con un sistema inalámbrico receptor de energía compuesto por una bobina inductiva de magnesio y tungsteno, junto a un diodo integrado a una nanomembrana de silicio y una capa intermedia dieléctrica fabricada con un polímero biodegradable.

Una animación muestra el proceso de descomposición del marcapasos temporal
Una animación muestra el proceso de descomposición del marcapasos temporal

A su vez, un dispositivo externo envía ondas de radio, la fuente de energía necesaria para regular el latido del corazón. Luego de unos días de funcionamiento, el dispositivo se desintegra por las reacciones químicas dentro del cuerpo gracias a los componentes biodegradables no tóxicos utilizados por este marcapasos temporal.

A su vez, su reducido tamaño, de tan solo 16 milímetros y unos 0,25 milímetros de espesor, permiten facilitar su aplicación a la superficie del corazón. “Los avances en los componentes y desarrollos bioelectrónicos de los últimos tiempos permitieron que fuera posible este dispositivo”, dijo Igor Efimov, uno de los investigadores que lideraron el estudio junto a John Rogers y Rishi Arora.

MIRA: Clonación de la oveja Dolly: 5 claves sobre la hazaña científica que cumple 25 años

Si bien los marcapasos sin baterías ya existen, el sistema tenia sus limitaciones debido a la rigidez del dispositivo. “El desarrollo de una tecnología electrónica flexible nos permitió resolver este problema. Ahora, el próximo paso está en desarrollar estos modelos biodegradables, que cambiarán por completo el uso de implantes temporales”, agregó Efimov.

El marcapasos temporal desarrollado por los investigadores de la Universidad Northwestern y George Washington utiliza un sistema de energía por ondas de radio
El marcapasos temporal desarrollado por los investigadores de la Universidad Northwestern y George Washington utiliza un sistema de energía por ondas de radio

En esta etapa, el marcapasos temporal biodegradable fue testeado con éxito en pequeños mamíferos, como roedores, conejos, perros y órganos humanos de donantes. Con un funcionamiento operativo de unos días, los investigadores señalaron que su duración se puede ampliar al modificar el grosor y diseño del dispositivo.

MIRA: Perú está entre los países con más muertes por olas de calor relacionadas al cambio climático

Con un costo estimado de unos 80 euros, la aplicación de este tipo de dispositivos se podría extender más allá de los marcapasos temporales, ya que su uso es compatible con muchas más aplicaciones, como el monitoreo de diversas enfermedades y tratamientos médicos.

La Nación | Argentina | GDA.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

¿Cómo será la vida con la 6G?
¿Cuánto tardaría descargar una película de en HD de 6GB con 6G? Descúbrelo en este video.

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...

TAGS RELACIONADOS