Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

En julio del año pasado tuve la oportunidad de , el primer modelo de la popular marca china que se vendió en nuestro país a través de operadores. En diciembre del año pasado, todos nos sorprendió al presentar la renovación de esta familia: el Redmi Note 8 y el Redmi Note 8 Pro. Por varias semanas he tenido el primero de estos dos modelos y a continuación te contaré qué tal me fue. ¿Te quieres spoilear? Tiene varias mejoras, pero si llegas desde la versión anterior no sentirás un cambio dramático.

CARACTERÍSTICAS

Como ya es una costumbre, antes de continuar con este análisis del Redmi Note 8 de , pasaremos a revisar sus especificaciones técnicas.

MODELORedmi Note 8
DIMENSIONES158,3 mm x 75,3 mm x 8,4 mm.
PESO190 gramos
MATERIALESVidrio (con Gorilla Glass 5), marcos de plástico.
PANTALLA6,3” Resolución 1080x2340, 19,5:9 ratio, IPS LCD.
SISTEMA OPERATIVOAndroid 9 Pie; MIUI 11
PROCESADORQualcomm Snapdragon 665 (11nm) GPU Octa-core y GPU Adreno 610
RAM4 GB
ALMACENAMIENTO64 GB expandible hasta 256 vía micro SD
CÁMARASCuádruple principal: 48 MP, f/1.8, 26mm (wide); 8 MP, f/2.2, 13mm (ultrawide); 2 MP, f/2.4, 1/5.0″, 1.75µm (cámara dedicada para macro) y 2 MP, f/2.4, 1/5.0″, 1.75µm (sensor de profundidad). Frontal: 13 MP, f/2.0 (wide), 1/3.1”, 1.12 µm.
BATERÍA4.000 mAh, con carga rápida de 18 W

DISEÑO

El principal cambio en este aparatado tiene que ver con el espacio para las cámaras. Como el Redmi Note 8 cuenta ahora con tres, este espacio se mantiene en el mismo lado (zona superior izquierda de la parte trasera) pero crece de manera vertical. Sigue manteniendo el lector de huellas en el tercio superior de la parte de atrás.

El Xiaomi Redmi Note 8 mantiene su cámara frontal con notch, pero ahora le agrega unos detalles de color alrededor de la pantalla. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El Xiaomi Redmi Note 8 mantiene su cámara frontal con notch, pero ahora le agrega unos detalles de color alrededor de la pantalla. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Lo que sí llama mucho la atención, es el acabado en el color del equipo. Me tocó el de color Neptune Blue, que llega a formar un interesante filo alrededor de la pantalla, causando un efecto muy llamativo y distintivo. En la parte frontal el diseño mantiene un notch o cerquillo en la parte superior para albergar a la cámara. Sin embargo, no es aprovecha ese espacio para las notificaciones. Si por configuración decides rellenar el espacio generado por el notch con barras negras, la pantalla se reducirá de tamaño.

Sobre el lado derecho tiene los botones de control de volumen y de encendido, mientras que en el lado derecho tiene la bandeja para la SIM (que es doble). En la parte superior hay un micrófono y el sensor infrarrojo, mientras que en la parte inferior está la bocina, la entrada USB tipo C y el conector Jack de 3,5 mm.

DESEMPEÑO

Como mencionaba antes, entre la versión anterior y el Redmi Note 8 no hay muchas diferencias. El equipo va fluido y sin complicaciones, sobre todo en las tareas cotidianas. Casi en ninguna situación el equipo presentó algún ‘lag’ o retraso en cumplir las tareas, salvo cuando estaban en funcionamiento programas que consumen bastantes recursos.

Lo interesante en este modelo es que se han mejorado las cámaras. Si con el Redmi Note 7 les comentaba que se ganaba mucho con la instalación de GCam (la aplicación de cámara de Google para sus dispositivos móviles), con el Redmi Note 8 no lo sentí necesario. En este equipo hay cuatro sensores, siendo el principal uno de 48MP que es el mismo que tiene el Mi 9T Pro, y eso es decir bastante.

Sin embargo –y como es previsible- cuando las condiciones de luz son menores, las cámaras empiezan a sufrir tanto en foto como en video.

Como ya se sabe, mientras mejores sean las condiciones de luz, mejores serán los resultados tanto en foto como en video. Cuando hay poca luz, el Redmi Note 8 ha incluido un modo noche que está dentro de lo que se espera en dispositivos de su misma gama. Por eso, en el apartado de las cámaras me parece que hubo un avance.

Xiaomi Redmi Note 8

En cuanto a la autonomía, el Redmi Note 8 trae una batería de 4.000 mAh que brinda un interesante rendimiento. En promedio ofrece batería que supera largamente un día de duración en uso intenso, aunque este puede variar.

Un aspecto muy interesante que ofrece este Redmi Note 8 es que cuenta con un sensor de huellas físico, en la parte posterior del equipo, que funciona bastante bien, de manera muy rápida y precisa. Como agregados (que para muchos son aspectos indispensables) el equipo cuenta con Radio FM y sensor de infrarrojos. No cuenta con tecnología NFC.

Sin embargo, hay algunos aspectos en donde le queda bastante por mejorar a la marca. Uno par de ellos están relacionados con la pantalla: por una parte, es sensible a las microrrayaduras, esas que se causan por la fricción de tenerlo en el bolsillo. De otro lado, sus ángulos de visión no son los mejores.

Otra complicación tiene que ver con la gestión de las notificaciones en este Redmi Note 8. Cuando la pantalla está encendida, las notificaciones no aparecen en el espacio a los lados del notch o cerquillo de la pantalla. Es decir, es necesario que debas deslizar el menú desde arriba para ver las notificaciones.

¿Cómo va con los juegos? En realidad lo han optimizado bastante bien. O sea, no me malinterpreten. El Redmi Note 8 se puede usar sin problemas para juegos simples. Y para aquellos que requieren más recursos se defiende, claro, sin usar necesariamente configuraciones de alta calidad y mostrando algo de latencia. Claramente, no es una máquina especializada para videojuegos.

CONCLUSIÓN

El Redmi Note 8 es un muy interesante dispositivo, que pone en evidencia la propuesta de la marca china con respecto a ofrecer equipos de buena configuración a un precio no tan alto. ¿Hay un salto significativo entre el Redmi Note 7 y el Redmi Note 8? No es tan perceptible. En cambio, si vienes de un smartphone de una gama inferior, se siente el cambio. Ofrece un diseño más llamativo, mejoras en las cámaras y desempeño similar a la de generación anterior. Puede ser una interesante alternativa para quien quiera tener una experiencia con un dispositivo y no gastar demasiado.