El Comercio tuvo en sus manos el esperadísimo Galaxy Fold de Samsung. Lo probamos y te contamos si vale la pena. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El Comercio tuvo en sus manos el esperadísimo Galaxy Fold de Samsung. Lo probamos y te contamos si vale la pena. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

No se puede mentir: es muy bonito, no se siente raro en la mano, y hasta por un momento me pareció que habían razones para comprar uno. Durante un reciente tour de prensa organizado por Samsung, tuve la oportunidad de tener un acercamiento con el nuevo Galaxy Note, sí el smartphone que se dobla. No dejé pasar la oportunidad para tener un ‘hands-on’ con el equipo y compartir con ustedes cuáles fueron mis primeras impresiones con este dispositivo.

Hago una aclaración: previamente había visto (de lejos, sin tocarlo) el Galaxy Fold durante la presentación del Galaxy S10 en San Francisco y semanas después tuve una sesión en donde pude tocar (aunque no doblar) el (aquí lo puedes ver en video). Ante ello, en la que daba mi opinión sobre los pro y contra de las pantallas flexibles. Incluso .


NUEVO RUMBO

Como recordamos, en abril pasado un desafortunado episodio previo al lanzamiento inicial de este dispositivo plegable originó un pequeño terremoto en la surcoreana: tuvo que pedir de vuelta las unidades de prueba que habían repartido y empezaron a trabajar en encontrar el problema que había originado la rotura de pantallas.

Finalmente, Samsung corrigió y puso nueva fecha de lanzamiento. Bastaron solo algunos minutos para que en la primera preventa realizada en Corea del Sur el dispositivo se acabara. En la segunda -realizada mientras estuve en Seúl- pasó lo mismo. Varios periodistas y youtubers que formaban parte del tour de prensa que querían comprar uno de estos equipos, no consiguieron el suyo. Incluso, tuvieron que seguir el proceso en Estados Unidos, donde salía a la venta el pasado viernes 27 de setiembre.

CARACTERÍSTICAS

Pero primero, te detallaré las características que trae este nuevo smartphone que se dobla de Samsung. ¿Qué viene en la caja? Dispositivo, Galaxy Buds, cable de datos, adaptador de pared, púa de expulsión de bandeja de SIM, conector USB (OTG), guía de inicio rápido, carcasa.

1 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 1
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 1

2 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 2
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 2

3 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 3
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 3

4 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 4
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 4

5 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 5
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 5

6 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 6
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 6

7 de 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 7
Samsung Galaxy Fold - Especificaciones 7

FUNCIONALIDAD

La impresión que tuve en estos minutos en los que pude manipular el Galaxy Fold fue, en general, positiva. Era un dispositivo más pequeño de lo que me había imaginado, pero no solo cuando el equipo estaba doblado sino incluso cuando estaba desplegado. Se manipula sin problemas, se puede llevar en la mano sin dificultades y, cuando se despliega, cabe bien en la palma de una mano y cuando se toma con ambas queda bien.

Eso sí, es impensable llevarlo en el bolsillo del pantalón. Si vas a invertir tanta plata en un Galaxy Fold, no te vas a exponer llevándolo a la vista. De otro lado, es mejor llevarlo en el bolsillo del saco o en el bolso.

Una parte fundamental de este equipo es la pantalla. Se puede notar que está hecha de algún tipo de plástico (que justamente es el material que permite doblarse al dispositivo). ¿Se nota la zona en donde se dobla? Sí. Incluso, en algunos ángulos se hace evidente. No obstante, con el uso esa línea empieza a hacerse imperceptible para la vista (o es que el cerebro decide dejar de fijarse en ella). Pero una vez más les recuerdo: la pantalla es de plástico, por lo que hay que tener el mismo o hasta mayor cuidado que con una pantalla de vidrio ¿Por qué? Porque la pantalla del Galaxy Fold termina siendo más susceptible a presiones, quiñes y punzadas. Eso quiere decir que aunque la pantalla no se quiebre, puede terminar con serias lesiones si no se tienen los cuidados necesarios.

El concepto del equipo es muy interesante: tener el Galaxy Fold doblado para el “trabajo” cotidiano, que va desde revisar aplicaciones, correos, redes sociales, etc. Sí, entiendo que es una pantalla de 4,6 pulgadas hoy puede parecer una pantalla muy pequeña… pero recordemos que antes esos tamaños de pantalla eran los usuales. ¿Puedes ver videos? Sí. Incluso en horizontal. Pero lo más interesante es que mientras está ejecutando tareas como esa, puedes abrir el Galaxy Fold y seguir en la versión desplegada del equipo.

Así, el mismo video que estabas viendo en la pantalla delantera puedes visualizarlo sin problemas en la pantalla interior de 7,3 pulgadas. Eso -que puede parecer tan simple- es muy llamativo. También, hay la posibilidad de tener tres aplicaciones funcionando al mismo tiempo en la pantalla. Sin embargo, esta función aún no está disponible ni habilitada en todas las apps. En el Galaxy Fold lo pudimos ver, pero siempre con las mismas aplicaciones. Eso es algo que hoy, con el equipo ya en manos de miles de clientes, se debe solucionar lo antes posible.

Hay un tema clave: cuando tomas con ambas manos el Galaxy Fold los parlantes quedan apuntando hacia las palmas del usuario. Ahí pueden suceder dos cosas: que el usuario presione los parlantes y el audio quede silenciado, o que se genere el efecto de rebote necesario que permitirá aprovechar al máximo la tecnología de audio que reúne este dispositivo novedoso.

Es interesante ver cómo Samsung esta vez ha procurado no dejar ningún espacio que invite a los usuarios a retirar ninguna membrana de la pantalla. Se nota el mejor trabajo en los bordes de la pantalla y cómo las bisagras se integra completamente.

En el tema de las cámaras, su funcionamiento es continuo (es decir, puedes usarlas cuando el dispositivo está doblado y continuar cuando lo despliegas) y el software es muy similar al que encontramos hoy en equipos como el S10 o el Note 10. Obviamente, se espera que el Galaxy Fold reciba las respectivas actualizaciones para la aplicación de la cámara.

CONCLUSIÓN

Pero, finalmente ¿vale la pena comprarse hoy un Galaxy Fold de Samsung? Primero hay que recordar que el tiempo que tuve el equipo fue muy limitado, sin embargo creo que no es descabellado que alguien pueda considerar comprar uno de estos smartphones. Pero, bajo ciertas circunstancias.

Razones para comprarlo: tener la plata suficiente, pues es un equipo demasiado caro. Otra es tener un dispositivo que permita una visualización más cómoda tanto de videos como de textos (ya sean libros digitales o páginas web). Y, finalmente, considerarse una de las pocas personas que tienen un dispositivo con tecnología de punta, en tiempos donde poco sale de lo común.

Razones para no comprarlo: su elevado costo, que de por sí es un motivo poderoso; la poca cantidad de aplicaciones que están optimizadas para aprovechar al máximo las dimensiones de la pantalla; la poca certeza de saber cómo envejecerá esta primera generación de pantalla de plástico que estará sometida al doblez constante.

TAGS RELACIONADOS