La compañía china realizó el lanzamiento del terminal, que asegura ser "el plegable más rápido del mundo" (Foto: Bloomberg)
La compañía china realizó el lanzamiento del terminal, que asegura ser "el plegable más rápido del mundo" (Foto: Bloomberg)

El Mobile World Congress de este año será recordado como la edición en la que aparecieron los primeros smartphones plegables del mundo. Pero con este nacimiento aparecieron nuevos desafíos: cómo evitar que las pantallas múltiples de estos equipos se rayen.

Hace unos días, Samsung dio a conocer al mundo el Galaxy Fold, un potente smartphone considerado el primer smartphone plegable del mundo. Poco después, mostró al mundo su propuesta, el Mate X. Si bien este equipo parece tener un poco menos de poder, la firma sí consideró la protección de su equipo.




Huawei quiere que los usuarios del Mate X cuiden su equipo. Por eso, la empresa mostró durante su presentación un "casco" que cuida las tres enormes pantallas del smartphone plegable y cómo se vería al usar dicho accesorio.

La funda se abre para integrar su funcionalidad con las características del equipo y se cierra para proteger ambos lados del dispositivo. Significa que carece de la capacidad de desplegarse para mostrar la pantalla de ocho pulgadas del Mate X -aunque esto no tendría que ser un problema, pues al estar guardado el equipo tendría que estar plegado.

Cabe precisar que la funda de Huawei es el primer ensayo y una solución temprana de la casa para proteger el equipo que tendrá un valor base de US$2.600.

En el futuro, como pasó con los protectores de policarbonato o de fibra de vidrio que existen para los smartphones de ahora, tendría que haber una gran variedad de opciones para preservar las pantallas de los smartphones plegables.