El Galaxy Note 10 de Samsung es la versión más pequeña de los smartphones de la gama alta premium de la marca. El Comercio lo tuvo a prueba una semana. (Foto: Bruno Ortiz B.)
El Galaxy Note 10 de Samsung es la versión más pequeña de los smartphones de la gama alta premium de la marca. El Comercio lo tuvo a prueba una semana. (Foto: Bruno Ortiz B.)
Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Solo un par de semanas después de su lanzamiento, pude tener acceso a uno de los nuevos equipos lanzados por Samsung en esta segunda parte del año. Se trata del nuevo , la versión más pequeña del segmento antes conocido como ‘phablets’. Esta vez, la coreana sorprendió al presentar una versión más pequeña de su teléfono de alta gama Premium.

Pero antes de continuar, hay algunos aspectos que debemos dejar en claro: tuve el a prueba por siete días, se trataba de una unidad de las que se usó como ‘demo’ en el lanzamiento de los equipos, por lo que es probable no es la versión que llegará a las manos de los usuarios finales.

Sin embargo, sirvió para hacerme una idea de la propuesta de Samsung con esta versión de su . Pero primero acompáñame a repasar cuáles son las características de este nuevo equipo:

ESPECIFICACIONES DEL
Pantalla: 6,3”, FHD+, AMOLED dinámico, Infinity-O Display, 2280x1080 (401ppi) HDR10+ Certified.
Cámara:
Principal: Triple. Ultra Wide: 16MP F2.2 (123°); Wide-angle: 12MP 2PD AF F1.5/F2.4 OIS (77°); Telephoto: 12MP F2.1 OIS (45°). Frontal: 10MP 2PD AF F2.2 (80°)
Dimensiones: 71,8 mm x 151,0 mm x 7,9mm.
Peso: 168 gramos
Dimensiones del S-Pen: 5,8 mm × 4,35 mm × 105,08mm. Peso: 3.04 gramos.
Procesador: 7nm 64-bit Octa-core (Max. 2.7 GHz + 2.4 GHz + 1.9 GHz).
Memoria: 8GB RAM con 256GB de almacenamiento interno (LTE).
SIM Card: LTE SIM dual.
Batería: 3.500mAh
Sensores: Acelerómetro, barómetro, sensor de huellas ultrasónicos, sensor geomagnético, sensor de salón, sensor de proximidad, sensor de luz RGB. El S-Pen tiene tiene giroscopio y sensor de aceleración.
Audio: Por AKG. En la caja incluye un plug Tipo-C. Sonido Surround con tecnología Dolby Atmos (Dolby Digital, Dolby Digital Plus).

PANTALLA INFINITA
La primera y más notoria novedad: este mantiene la tecnología Infinity-O con su pantalla aprovechada al máximo, pero a diferencia de la familia Galaxy S10 con sus cámaras en la esquina superior derecha, ahora el agujero de la única cámara que tiene en el frente está en la parte superior central. Ojo: soy consciente que este puede llegar a ser un tema polémico para muchos usuarios. En los personal, no me parece un tema capital.

La pantalla es más pequeña que su hermano mayor [el Plus] y hay varias cosas que decir al respecto: en cuanto a la ergonomía, es mucho más sencillo tomarlo con una sola mano [obvio, solo un poco porque sigue siendo un equipo grande, aunque es más ligero que su hermano mayor]. En cuanto a la calidad de la pantalla, sigue con la buena costumbre de mostrar muy bien las imágenes y los colores, y responder muy bien bajo la luz.

Aquí tengo dos comentarios con respecto al diseño: primero, la ubicación del sensor de huellas digitales en la pantalla me parece que está un poco más arriba que sus competidores. Creo que la zona elegida por Samsung es la “más natural” teniendo en cuenta la posición de la mano al tomar el equipo. Segundo, han movido el botón de encendido del lado derecho al lado izquierdo, debajo del control de volumen. Los usuarios de la línea Note creo que notarán este cambio, pues sabían que a la derecha estaba el encendido y a la izquierda estaba el botón de Bixby. Ahora ya no está ese botón, pero para llamar al asistente de Samsung hay que mantener presionado el botón de encendido por algunos segundos.

SIN JACK Y MULTICOLOR
La distribución del resto de elementos en el es la misma: arriba la bandeja para la SIM, abajo el parlante, el conector USB tipo C y el S-Pen. Eso sí, amigos: en estos modelos les podemos decir adiós al conector Jack 3,5 mm… y no trae adaptador. 

El equipo que tuve a prueba fue el Aura Glow. Este puede generar muchas posiciones encontradas: desde quienes consideran que el acabado que reacciona generando haces multicolores en la superficie del es una proeza desde lo estético, hasta quienes no les guste. De arranque, si causa opiniones tan polarizadas al respecto creo que es porque ha logrado su objetivo.

CÁMARAS
En cuanto a las cámaras, si es que ya has usado un S10 o un S10 Plus no sentirás mucha diferencia, pues es la misma propuesta de lentes principales: 16 MP de gran angular, 12 MP de la lente normal y el teleobjetivo de 12 MP. Pero como les comenté al inicio, tuve el equipo por un tiempo limitado. Aun así, me parece que la calidad del producto final debe ser la misma de los Galaxy S10, aunque en videos y fotos con poca luz no logré resultados tan buenos. Espero que eso se trate a que no probé un equipo con la versión final del software.

¿Entonces no hay novedades? Sí las hay. En el apartado del video –en donde Samsung ya había logrado un buen trabajo- parece que han experimentado algunas mejoras. Una de ellas es la mejora del efecto de desenfocado de fondo (a lo que la coreana le llama Video Dinámico), pero también tiene varias opciones en esa función que brindan más alternativas a los usuarios. Otras marcas ya habían experimentado con ello, pero es interesante que Samsung también lo haya adoptado. Eso sí, no quedé muy conforme con los resultados a poca luz. Pero, una vez más, quizás pudo ser tema de que la unidad que tenía a prueba no contaba con la versión final del hardware y software.

S PEN
Una de las novedades del S Pen es la función de convertir la escritura a mano en texto editable. Solo con presionar un ícono basta. Además, se puede enviar ese mismo texto a un documento de Word para seguir editándolo.

Si el año pasado se podía usar el nuevo botón del S Pen para tomar fotos o iniciar/detener las grabaciones de video, en el se han agregado nuevas funciones. Moviendo de izquierda a derecha se pueden cambiar los modos de cámaras y se puede reproducir (o ir en reversa) en las grabaciones. Moviendo el lápiz de arriba a abajo se puede intercambiar entre las cámaras traseras y las frontales. Finalmente, haciendo movimientos circulares hacia la derecha o hacia la izquierda, se puede controlar a distancia los alejamientos o acercamientos de la cámara.

Si bien yo quedé completamente convencido sobre la utilidad del S Pen tras probarlo en el Note 9 (ojo, es un tema personal, que me propuse incluir en mis rutinas diarias el uso del lápiz táctil), no estoy tan seguro si es que las nuevas funciones sean realmente tan útiles. Obvio que si ustedes están solos y quieren tomarse una foto o un video, poniendo a distancia el teléfono, usar el S Pen como control remoto será lo mejor. Pero quizás mi paranoia es la que me indica que si estoy solo en la calle, no me provocará alejarme demasiado de un dispositivo tan costoso como este.

DESEMPEÑO EN GENERAL
En este apartado no hay qué reclamarle a este . Como es de esperarse, el equipo anda muy bien: rápido, fluido, sin ningún tipo de inconveniente… a excepción de uno solo: sentí una ligera demora cada vez que terminaba de grabar un video. Entre lo que presionaba el botón de parar y veía en la pantalla que la imagen se detenía pasaba casi un segundo. No era automático.

Eso sí, el punto más bajo de este equipo ha sido la autonomía. La batería de 3.500 mAh no es la mejor. Como teléfono personal y con la exigencia elevada (revisión de correos, redes sociales, grabación y edición de videos, fotos, uso de Spotify y YouTube, y por allí algún juego incidental), la batería solo aguantó alrededor de 10 horas en los días que lo tuve en uso, con un promedio de entre 2,5 horas y 3 horas de uso de pantalla. Quizás para no sentir este problema la clave estaba en tener a la mano su cargador con Super Fast Charging de 25W. Lamentablemente, la unidad que tuve a prueba no lo incluyó.

Un aspecto muy curioso de este es el hecho de que no cuenta con la posibilidad de ampliar su memoria con tarjetas mini SD externas, pero sí, por el contrario, ofrece la posibilidad de usar dos SIM al mismo tiempo. Normalmente, los equipos más pequeños suelen tener la posibilidad de extender su almacenamiento y los más grandes no. Aquí sucede todo lo contrario. 

DEX
Otra de las novedades que traen los nuevos es la nueva versión de DeX. Ya no es necesario un accesorio adicional. Ya no es necesario un adaptador. Solo basta con conectar el smartphone a una PC o a una Mac para acceder al software de administración del contenido del teléfono. Hice la prueba y me pareció interesante, pues se puede entrar rápidamente a todo lo que contiene el dispositivo. Sin embargo, dependerá de cada uno ver si le encuentra utilidad. 

CONCLUSIÓN
Llama mucho la atención que Samsung se haya animado a introducir un modelo con versión pequeña en su línea de gama alta Note. Si bien hay algunas características que quedan en el camino, el paquete del resulta muy interesante desde un tamaño más cómodo para la mano hasta tener varias funciones del hermano mayor. Habrá que ver qué tan bien reciben los fanáticos de la familia Note a un dispositivo con estas características. 

EN RESUMEN
Si estás considerando comprar un , debes tener esto en cuenta:

PRO
Tamaño más amigable con las manos pequeñas.
Mantiene las buenas cámaras del S10+.
Gran diseño y un color interesante.

CONTRA
Pierde la entrada del conector Jack 3,5 mm.
Imán de huellas.
Batería sigue sin convencer.